Emergencia en Villa Soldati

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires se hizo presente en el barrio porteño de Villa Soldati tras el choque ocurrido entre un colectivo de la línea 28 y una camioneta partner para brindar contención psicosocial a las personas heridas y a sus familiares y conversar con los vecinos.

Según los testimonios que recabó personal de la Dirección de Emergencias y Contención Psicosocial de la Defensoría, el semáforo ubicado en la intersección de Avenida Rabanal y Carlos Berg -donde se produjo el siniestro vial- no funciona desde hace siete días porque se robaron los cables. Los vecinos denunciaron este hecho varias veces sin obtener respuesta alguna. Conjuntamente con personal de la Subsecretaria de Derechos Sociales, el equipo de Emergencias de la institución visitó los hospitales donde fueron internados los heridos para interiorizarse sobre su salud y ponerse a disposición de sus familiares para asistirlos en lo que que necesitasen.

“La Defensoría va a seguir saliendo a la calle, donde están los problemas de la gente», subrayó el Defensor del Pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor. «Tenemos que hacernos cargo de las necesidades y problemas de los vecinos, para encauzar sus demandas y constituirnos en la herramienta que les permita resolverlas».