Luis Viale, el héroe del Río de La Plata

Por Enrique Lapeña

Asfaltada desde siempre y un poquito mas ancha de lo convencional, Luis Viale es una calle que  atraviesa los barrios de Villa Crespo, Villa General Mitre y Santa Rita con dirección de este a oeste.  Tiene 33 cuadras nada más y nace allá por Warnes donde antes se la conoce como Malabia y muere cuando finalmente choca con Concordia.

Práctica como pocas, si Gaona anda lento agarras Luis Viale y salís. En mi caso es sinónimo de infancia porque como comente al principio siempre estuvo asfaltada o tenia alguna especie de mejorado que aun conserva por tramos, que la destacaban de entre el mar de adoquines del resto de las calles.

Si te regalaban, una patineta, unos patines o un karting, la imaginación hacia una asociación automática e inmediata utilizando ese juguete el escenario siempre, siempre, te llevaba ahí. La mayoría de las veces lo hacíamos sin permiso de nuestros padres y la explicación de que ahí el karting, los patines o la patineta andaban mejor que en la vereda nunca eran un buen justificativo.

luis-viale-1

Pero quien fue la persona que le dio nombre al escenario de mi infancia?

Luis Viale fue un destacado inmigrante Italiano nacido en Chiavari provincia de Génova allá por el año 1815. Llego a la Argentina siendo el muy joven y se radico en la localidad de San Nicolás de los Arroyos. Dedico su vida al comercio donde se destacó rápidamente.

Fundo la ‘’Sociedad de Socorros Mutuos’’ que después fue la ‘’Unione Fratellanza’’ aun existente. Su actuación en  Buenos Aires también fue destacada, fue uno de los iniciadores del Banco de Italia y Rio de la Plata, el cual funciono hasta 1984.  Tuvo participación en la creación del que hoy es el Hospital Italiano, entidad de la que tendría que haber sido el primer presidente si su vida no se hubiese extinguido en la tragedia del barco a  vapor ‘’America’’. Por todas las actividades sociales, comerciales y humanitarias  que realizo y llevo adelante durante toda su vida sin dudas seria recordado pero paradójicamente el hecho que con seguridad se destaca y por el que más se lo recuerda son lo hechos previos a su desaparición.

El 23 de Diciembre de 1871, debido a la enfermedad de un sobrino, emprende viaje hacia Montevideo.  Al principio iba a cruzar el Rio de la Plata  en el vapor ‘’Villa del Salto’’ pero como en el puerto se encontró con Augusto Marco del Pont y su esposa Carmen Pinedo decidió viajar con ellos en el vapor ‘’America’’ y así encaminarse a lo que sin saber seria su trágico final.

El barco que abordaron Luis Viale y sus acompañantes era comandado por Bartolomé Bossi quien ordeno viajar a ‘’todo vapor!’’ para así sobrepasar y llegar antes que el ‘’Villa del Salto’’ que había salido un rato antes. Uno de los maquinistas le pidió al capitán disminuir la velocidad ya que las calderas no estaban preparadas. A lo que el capitán Bossi respondió con soberbia  ‘’Se lo que hago!’’ y no modifico el andar. A la 1.35 de la madrugada del 24 de Diciembre, luego de haber sobrepasado al vapor ‘’Villa del Salto’’ y a 40 kilómetros de la costa uruguaya finalmente explota la caldera cumpliéndose el vaticinio de aquel maquinista.  El destino del barco estaba sellado junto con el de muchos de sus pasajeros.

El escenario reinante era el de confusión y caos. Pasajeros que corrían en pijama, otros de traje, el capitán que no terminaba de asumir la gravedad de la situación. Y los salvavidas que no aparecían. En parte porque faltaban y también porque nadie sabía que los mismos se encontraban debajo de las camas. En ese contexto se producen otras dos explosiones y al escenario anterior ahora se agrega que el fuego  consumía la nave. La única opción restante era la de saltar al agua.

luis-viale

Carmen Pinedo y su marido, ambos sin salvavidas y totalmente sobrepasados por la situación, se encontraban en la cubierta buscando la mejor forma posible de saltar. Fue en ese momento que  Viale se le acerca a Carmen y le entrega su salvavidas. Haciendo un ademán de que se lo ponga, Carmen lo mira triste y nuestro héroe agrega con firmeza ‘’Señora, por favor!’’ y entre él y su marido terminan por colocárselo. Sin pausa e implacable la tragedia siguió su curso y pronto todo se redujo a un grupo de personas flotando, luchando por sus vidas en la inmensidad del Rio de la Plata. Algunas con salvavidas y otras con mucha menos suerte no.

Nuestro héroe estaba dentro del segundo grupo y luego de intentar sostenerse sin suerte de varios objetos flotantes  desapareció para siempre. El marido de Carmen, Augusto, corrió la misma suerte al igual que muchos otros pasajeros. Los demás fueron rescatados por el ‘’Villa del Salto’’ horas después.  El hundimiento del vapor ‘’America’’ es recordado como una de las tragedias fluviales más grandes ocurridas en Argentina.

El gesto de suma valentía que realizo Luis Viale se vio engrandecido cuando Carmen supo de su embarazo, nuestro protagonista, en realidad había salvado a dos mujeres: el 8 de Julio de 1872 nacía Carmencita ‘’Sissy’’ Marco del Pont.
Hoy se recuerda su vida y su acto con una estatua en Costanera Sur, salvavidas en mano, emulando algún momento de aquella trágica noche. Y también con esta calle que recorre nuestro barrio.

Y aunque de alguna forma esta se corta por culpa de Juan B Justo y del rio que lleva debajo su historia, su memoria y sus actos de grandeza y vivirán para siempre.

3 comentarios en “Luis Viale, el héroe del Río de La Plata

  1. Esa escultura, cenotafio para Luigi Viale, originalmente estuvo en el Cementerio de la Recoleta, hasta que fue llevada a la Costanera, y se encuentra ingresando por la entrada de la Av Belgrano, donde está la Aduana.
    En el exacto lugar del cementerio donde estaba ese cenotafio, desde la década del 50′ está el mausoleo donde descansan el General Eduardo Lonardi y su esposa.

  2. En el Cementerio de San Nicolás de los Aroyos, en el enorme panteón de la Sociedad de Socorros Mutuos Unione Fratellanza, hay una gran placa en memoria de este héroe, Luigi Viale. Hace un par de años visité el lugar y gracias a esta nota, pude saber por qué estaba esa placa en San Nicolás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *