Apoyo de la Universidad de Nueva York en Buenos Aires a la candidatura del Museo Sitio de Memoria ESMA

En el marco de las acciones de apoyo a la candidatura a la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO del Museo Sitio de Memoria ESMA, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en los últimos días se llevó a cabo el coloquio virtual Arte, Memoria y Política organizado por la Universidad de Nueva York (NYU) en Buenos Aires. 

El mismo reunió a una docena de académicos y catedráticos que reflexionaron sobre los procesos de Memoria y sus vinculaciones con las distintas esferas de una sociedad. Participó Alejandra Naftal, Directora Ejecutiva del Museo, quien contó las líneas de trabajo que se están haciendo en torno a la postulación.

«Para quienes trabajamos en la gestión y en el territorio y tenemos desafíos cotidianos de toma de decisión es fundamental poder tener un espacio de articulación con quienes piensan, investigan y desentrañan problemáticas en ámbitos académicos. Las reflexiones que hicieron los investigadores en torno al Museo y la candidatura son sumamente valiosas y nos las llevamos de vuelta para pensar y trabajar”, expresó Naftal, quien participó de la mesa de apertura junto a Anna Kazumi Stahl, directora del programa de NYU en Buenos Aires.
 

 Dividido en varios paneles distribuidos durante toda la jornada, el coloquio abordó tópicos variados como la relación entre el arte y las políticas de memoria o el vínculos entre los Sitios de la Memoria, las intersecciones institucionales y el impacto futuro, así como también experiencias específicas de memoria política en España, Argentina y América Latina. El objetivo fue crear una reflexión en torno al contexto en el que se inscribe esta candidatura, que tiene por objetivo integrar al Museo al programa que identifica y preserva los bienes patrimoniales que tienen valor universal excepcional.

Entre los expositores estuvieron los académicos Jens Andermann, Marianne Petit, Diana Taylor, Robert Parthesius, Aria Yunis, Mehmet Darakcioglu, Kerry Whigham, Jo Labanyi, Lee Douglas, Joyce Apsel, Vasuki Nesiah, Gabriel Giorgi, Lourdes Dávila, Mariano López Seoane, Shanker Satyanath, Carol Anne Spreen, Gary Anderson, Dipti Desai, Mickey Bronstein, Antonia Lant, Marita Sturken, Katherine Hite, Julie Mostov y Patrick Hebert, pertenecientes a distintos departamentos y escuelas dentro de la NYU y otras casas de altos estudios.

                                            

 Sobre la nominación del Museo Sitio de Memoria ESMA a la Lista de Patrimonio Mundial:

En octubre de 2015, transcurridos pocos meses desde la inauguración del Museo, un equipo de trabajo convocado por la directora de la institución Alejandra Naftal hizo un examen crítico y comparativo de las pautas provistas por Unesco para la nominación de bienes a la Lista de Patrimonio Mundial de ese organismo. Como resultado de esa primera aproximación, el equipo convocado redactó una propuesta, que fue elevada a la Secretaría de Derechos Humanos y al Ministerio de Justicia, con el propósito de presentar al Museo Sitio de Memoria ESMA – Ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio para integrar la Lista Tentativa del Comité de Patrimonio Mundial, paso previo para la elaboración de un expediente de nominación.


El trámite para integrar la Lista Tentativa fue retomado y completado por las autoridades nombradas en diciembre de 2015, quienes al provenir de una alianza de oposición al gobierno anterior dieron a la iniciativa el carácter de política de Estado. En la actualidad, está en ejecución un Plan de Trabajo con el propósito de completar los requisitos técnicos, sociales, diplomáticos y políticos para lograr la nominación. Como exponente de todos los Sitios de Memoria de Argentina y del Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), la postulación del Museo Sitio de Memoria ESMA a la Lista de Patrimonio Mundial de Unesco busca dar visibilidad internacional a los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura cívico-militar que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983, y al proceso de justicia ejemplar logrado por nuestra democracia gracias a la lucha encabezada por los organismos de Derechos Humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *