Semblanza de la historia del barrio de Floresta

La ley 630, sancionada el 6 de septiembre de 2001 en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires instituyó el día 29 de agosto como «Día del Barrio de Floresta», en conmemoración de la fecha en que arribó la antigua locomotora «La Porteña» al paraje denominado “La Floresta” en el año 1857,  donde se encontraba un quiosco de recreo perteneciente a un vecino de apellido Soldati.

Fue el viaje inaugural del Ferrocarril del Oeste, desde la antigua «Estación del Parque» (actual Plaza Lavalle) hasta la actual «Estación Floresta», entonces, estación terminal. 

El barrio actualmente integra la Comuna 10 junto a Villa Luro, Vélez Sarsfield, Monte Castro, Villareal y Versalles.

La Legislatura de la Ciudad aprobó la delimitación definitiva mediante la Ley N° 2650 sancionada en marzo de 2008. La norma define los límites y divisiones establecidos en el mapa de la Ley Orgánica de Comunas N° 1777  y  entonces Floresta quedó así delimitado: Av. Directorio, Portela, Cuenca, Av. Gaona, Joaquín V. González, Juan Agustín García, Av. Segurola, Mariano Acosta.

Historia del Barrio

El ferrocarril del Oeste llegó en el año 1857 y a la estación se la denominó Floresta. En 1888 cambió su nombre por el de Vélez Sarsfield. La estación cabecera de este ferrocarril estaba en el lugar que hoy ocupa el Teatro Colón. 

 El viaje inugural del Ferrocarril del Oeste tuvo dos locomotora: “La Porteña” (originariamente la cabina carecía de techo protector, acorde con las estampas de la época) y la “La Argentina”. Ambas  procedieron de Railways Foundry Leeds y fueron construidas por E. B. Wilson en Inglaterra. 

Un 12 de enero de 1854 dio comienzo la instalación de las primeras vías del Ferrocarril del Oeste. De ese primer viaje del 29 de agosto de 1857 se cuenta: «Cubiertas de flores partieron a la una de la tarde ambas locomotoras, La Porteña y La Argentina, desde el actual Teatro Colón hasta la estación «Floresta» acortando a treinta minutos el mismo trayecto en galera se tardaba dos horas, y si el transporte se realizaba en carreta podía demorar cinco o seis”. Un verdadero progreso para la ciudad.

También en Floresta nació la primera línea de colectivos que recorría las calles Rivadavia y Lacarra hasta Primera Junta. El propulsor de este servicio fue Don Manuel Rosendo Pazos.  

Cuna de la radiotelefonía

Floresta fue pionera en el desarrollo del trasporte en Buenos Aires y  también fue la cuna de la radiotelefonía. Hubo muchas estaciones radiofónicas y estaciones de radioaficionados. Una de ellas, surgida en el año 1925 fue la emisora LOZ Radio Sudamérica, actual Radio Mitre que comenzó a transmitir en una de las habitaciones de la casona de la familia Hamberger, la cual aún se mantiene en pie en la calle Mercedes 284; pegada a la casa donde vivió el poeta Baldomero Fernández Moreno. 

Allí se congregaban figuras destacadas de la escena, como los actores Florencio Parravicini y Roberto Casaubón, o la cantante Ada Falcón, al violinista León Fontova y a la guitarrista María Luisa Anido, entre otros. Desde la emisora se trasmitían las secuencias del Campeonato de Box, y se informaba todo lo concerniente a los remates de hacienda de los Mataderos de La Tablada y del barrio de Liniers (situado 3 km al oeste). También se transmitían todos los partidos de fútbol del barrio.

Instituciones de Floresta

Biblioteca Hilario Ascasubi: General César Díaz 4219 – Teléfono 4566-5171 – Horario: lunes a viernes de 12 a 20.

Centro Cultural Baldomero F. Moreno: Mercedes 1405 – Teléfono 4566-3743.

Centro Cultural Yukio Mishima: Teléfono 4674-3355. Sede Eduardo Bocco: Ensenada 399.

Grupo de Teatro Comunitario El Épico de Floresta: ensayos todos los sábados de 15 a 19.30 hs en el Corralón, Gaona 4660. Teléfono 4958-6346. Web: www.elepicodefloresta.com.ar, e-mail elepicodefloresta@yahoo.com.ar.

 El Épico de Floresta nació en septiembre de 2002 con la idea de hacer teatro comunitario. Una premisa del grupo es “sabiendo quiénes fuimos y de dónde venimos, podremos discernir libremente hacia dónde elegimos ir”. Debutaron el 13 septiembre de 2003 en la Plaza Montecastro –del barrio de Floresta– con «EL GIGANTE AMAPOLAS», de Juan B. Alberdi y luego se ha presentado ininterrumpidamente en plazas, parques, galpones, centros culturales, merenderos, y en eventos organizados, entre otros, por Asambleas Vecinales, fábricas recuperadas por sus trabajadores y Centros de Gestión y Participación Municipal

Masacre de Floresta

La Masacre de Floresta ocurrió el 29 de diciembre de 2001 cuando un policía, Juan De Dios Velaztiqui, mató a quemarropa a tres jóvenes dentro del minimercado de una estación de servicio.

Era una madrugada de sábado y cuatro amigos estaban sentados a la mesa mirando la televisión, donde mostraban escenas de los disturbios ocurridos la noche anterior (esto ocurrió unos días después de la renuncia de Fernando de la Rúa a la presidencia, y horas antes de la renuncia de Adolfo Rodríguez Saá).

Cuando se vieron imágenes que mostraban cómo los manifestantes golpeaban a un policía, uno de los amigos hizo un comentario «Por fin una vez le tocó a ellos» y acto seguido el suboficial retirado Juan de Dios Velaztiqui (que custodiaba el lugar) dijo «Basta», extrajo su arma y disparó contra Maximiliano Tasca, Cristian Gómez y Adrián Matassa causándoles la muerte. Un cuarto joven que estaba con ellos se salvó porque alcanzó a huir corriendo.

Velaztiqui intentó fraguar una escena de robo, moviendo los cuerpos y «plantando» un cuchillo, pero no fue convincente y terminó detenido.

En marzo de 2003, un tribunal oral condenó al policía a prisión perpetua por «triple homicidio calificado por alevosía».

En la Plaza Ciudad de Udine y la Plaza del Corralón hay murales con la cara de los tres jóvenes rodeadas de escudos y los colores del Club Atlético All Boys debido a la pasión que sentía Cristian Gómez y la simpatía de Maximiliano Tasca y Adrián Matassa por el equipo de Floresta.

Ante este hecho fatídico, la banda No Te Va Gustar compuso un tema bajo el nombre de El oficial, recordando este acto bárbaro y criminal sucedido en el 2001.

Floresta Rugby Club

Al principio funcionaba en una cancha de un club del barrio, luego en el anexo sobre la calle Mercedes del Club Atlético All Boys, luego en la Plaza Monte Castro con más de 80 chicos entrenando un martes o un jueves por la noche. Tres años después de ser iniciado el proyecto, los entrenamientos desembarcan en la cancha número 4 del Parque Avellaneda, actual sede.

En el 2008 Floresta Rugby Club pudo inscribir en el torneo oficial de la URBA a dos divisiones de las inferiores del club, lo que posibilitó al año siguiente el debut de la división superior en la cuarta división y el ingreso a la nómina de clubes invitados de la Unión.  

La familia del rugby apoyo el esfuerzo y el 10 de octubre del 2009 el San Isidro Club cedió su cancha numero 1 para hacer un partido a beneficio del Floresta Rugby Club; 51 equipos de los 80 que forman la Unión de Rugby de Buenos Aires tuvieron por lo menos un representante y alrededor de 1000 personas asistieron a este evento.

 Principales iglesias

Parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria: constituye un verdadero hito de Floresta y está ubicada en la calle Bahía Blanca, muy cerca de la Av. Avellaneda. Es de estilo neogótico germano, y en ella se venera la imagen de Nuestra Señora de Bonaria, y a los santos Cosme y Damián, patronos de la salud.

Parroquia de Nuestra Señora de la Paz: de estilo moderno, se encuentra en la calle Pergamino 63. Tiene tres niveles diferentes y un Cristo crucificado colgado del techo sobre el altar mayor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *