Marihuana medicinal: una mirada histórica

Es raro hablar de historia cuando se toca un tema tan controversial como el consumo de marihuana con fines medicinales, pero es bueno  hablar de historia para comprender lo valioso que pueden resultar tratamientos médicos con esta planta y saber que se aplican hace mucho tiempo en países como Estados Unidos e Israel con resultados notables.

monjas-estadounidenses
La marihuana que cultivan monjas estadounidenses la utilizan para crear aceite, cremas para el cuerpo y suplementos para aliviar el dolor. Estos productos contienen muy poco o casi nada de THC, el químico de la hoja que produce los efectos alucinógenos. La hermana Kate, de 56 años, encabeza la operación en su casa ubicada en Merced, California. Legisladores americanos quieren prohibir su uso, pero las monjas se oponen por el gran resultado que dan sus aplicaciones medicas del canabis procesado como medicina.

En el año 2737 AC aparece la primera referencia directa a la marihuana, entre los escritos del emperador chino Shen Nung, donde se ensalzaba su poder como medicamento para combatir el reumatismo, la gota y la malaria. Poco a poco su uso se extendió de China a la India y a continuación, al norte de África, desde donde llegó a Europa ya en el año 500 y de allí cruzó el Atlántico.

En América se popularizó su uso medicinal rápidamente. De hecho, la marihuana fue incluida en la Farmacopea de los Estados Unidos desde 1850 hasta 1942 y se prescribía como analgésico para varias dolencias, como el dolor del parto, diversos grados de artritis y el reumatismo. Dado que a partir de los años 30 tuvo su auge su uso con fines recreativo, acabó siendo catalogada como droga.

Este hecho despertó controversias en cuanto a su empleo a nivel medicinal, pero la realidad es que su ingrediente psicoactivo, el THC fue sintetizado en 1966 y el CBD (no psicoactivo y usado en medicina) unos años después. Desde 1990 se solicitó en España que se permitiera el uso de la planta con fines netamente terapéuticos, pero no fue hasta 1999 que se logró que varias comunidades aceptaran esta premisa y consintieran tales prácticas.

psoriasis_marihuana

Marihuana medicinal

La Marihuana pertenece a la familia de las Cannabaceae y es pariente cercano del cáñamo. Existen tres sub especies, la Cannabis Ruderalis, la Cannabis Sativa y la Cannabis Índica (el híbrido de estas dos últimas se denomina Skunk), pero existen y de hecho se cultivan, unas doce variedades diferentes.

Además de sus usos medicinales, la fibra de sus plantas es muy apreciada en la industria textil, se extraen aceites empleados en cosmética y es materia prima para biocombustibles, celulosa y cordaje (gracias a su gran resistencia y flexibilidad). La denominación marihuana medicinal implica el empleo de la planta, de algunas de sus partes (hojas, tallos, etc.,) o de los extractos que se obtiene de la misma (ya sean crudos, en forma de aceites, ungüentos o pastillas), que se emplean con el fin de tratar una enfermedad o de paliar algunos síntomas.

medicina-amplia

Usos médicos

Agente anticancerígeno

El estudio, publicado en la revista Molecular Cancer Therapeutics, explica que el cannabidiol tiene la capacidad de detener el cáncer desactivando un gen llamado Id-1. Los investigadores del Centro Médico California Pacific en San Francisco informaron que el CBD puede prevenir la propagación del cáncer. De hecho, los científicos de la Asoc. Americana para la Investigaciòn del Cáncer demostraron que la marihuana es efectiva para frenar el crecimiento tumoral en el cerebro, las mamas y el pulmón y aconseja su empleo medicinal.

Uno de los usos más comunes de la marihuana a nivel medicinal es su aplicación a los pacientes con cáncer, que deben someterse a quimioterapia. Éstos suelen experimentar fuertes dolores, náuseas, vómitos y pérdida de apetito que pueden acarrear otras complicaciones de salud.

Está comprobado que los cannabinoides combaten eficazmente estos efectos secundarios.

Tweed Obtains License to Supply Medical Marijuana to Canadians (CNW Group/Tweed Inc)

Previene el Alzheimer

Un estudio dirigido por Kim Janda, del Instituto de Investigación Scripps descubrió que el THC ralentiza la formación de placas de amiloides que son las que matan a las células del cerebro y potencialmente conducen a la enfermedad de Alzheimer y que esta acción la realiza mediante el bloqueo de las enzimas que las producen.

En el tratamiento del glaucoma, de acuerdo con el Instituto Nacional del Ojo de los EEUU, la marihuana disminuye la presión dentro del ojo o presión intraocular, por lo que es aconsejable su uso en personas con principios de glaucoma, ya que podría prevenir la ceguera y tambièn alivia la artritis.

Durante el transcurso de un estudio, los investigadores de las unidades de reumatología de varios hospitales de EEUU dieron a sus pacientes (previa aceptación por su parte) un medicamento para aliviar el dolor basado en cannabinoides. Tras varias semanas, comprobaron que quienes habían tomado el medicamente habían logrado reducir significativamente el dolor y mejoraron la calidad de su descanso, en cambio quienes solo consumieron el placebo, no experimentaron cambios en su estado.

m-medicinal-2

Apoyo a la enfermedad de Crohn

El mal de Crohn es una enfermedad intestinal inflamatoria que causa dolor, vómitos, diarrea y pérdida de peso. Un estudio reciente realizado en Israel mostró que los cannabinoides parecen ayudar a las bacterias del intestino a recuperarse y que con el consumo de marihuana medicinal se consigue una mejora de la función intestinal.

Estudios recientes realizados en Israel, que aplica la marihuana medicinal hace muchos años, muestran que el cannabis reduce notablemente los dolores y temblores, mejora el sueño en los pacientes con enfermedad de Parkinson y hasta logra un avance en la recuperación de las habilidades motoras finas.

En general, la enorme mayoría de los cultivos de marihuana medicinal son ecológicos, no se usan pesticidas ni herbicidas y tienen un estricto control en cuanto a su empleo y finalidad y cada planta cuenta con una trazabilidad comprobable, desde la semilla hasta el producto final.

<> on March 25, 2010 in Berkeley, California.

Fuente: Ecodias / Medio Ambiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *