Los trabajos de renovación de la Ex Liga Israelita terminaran en octubre

liga israelita

 

El cartel formal de obra, frio, indiferente, ubicado en la entrada al edificio de la Ex Liga Israelita de Lucha contra la Tuberculosis, dice que bajo el expediente 21659310/2015, en esta propiedad ubicada en  Fragata Sarmiento 2152/54, del barrio de Paternal, la empresa Grupo Viarsa SA  realizará la puesta en valor y reformas del edificio, con un presupuesto estimado en 60 millones de pesos.

Quien diseña y ordena los trabajos es la Dirección General de Recursos Físicos en Salud, dependiente del Ministerio de Salud de la ciudad.

La coordinación de los trabajos está a cargo de la arquitecta Vanessa Hesse, pero el alma de la obra, los detalles, las sugerencias, son obra del Arquitecto Eduardo Capala, asesorado por el Ingeniero Maximiliano Hernández, quienes comprendieron al cabo de algunos meses de trabajo, la importancia de la obra para el barrio: no hay vecino cercano que no se pare a preguntar o contarles alguna anécdota de cuando ese lugar era una clínica modelo, donde se atendían gratuitamente muchas familias del barrio y de la colectividad judía.

20170117_111441 20170117_111511 20170117_111704 20170117_111919 20170117_112413

La nueva obra

La obra de puesta en valor de la Ex Liga Israelita mantendrá mucho de la construcción original: los pisos se recuperaran a nuevo, toda la estructura exterior será prácticamente la misma y la distribución de la iluminación será nueva en el interior y se conservará la de la entrada  ahora con Led.

En el subsuelo estará ubicado el servicio de odontología con equipamiento de última generación. Para que esto sea posible se realizó en esa zona una gran obra de ingeniería porque el subsuelo se inunda por filtraciones que vienen del Arroyo Maldonado, por lo tanto se hizo una estructura envolvente de cemento armado, una loza de supresión,  para que no pase el agua de las napas y se elaboró un sistema de drenaje con cinco chupadores que tendrá salida hacia las cloacas.

De los 60 millones presupuestados,  15 millones se emplearan en un sistema de provisión de agua que será enteramente reciclable, de última generación. Se conservaran las todas aberturas externas con los marcos originales que tendrán ventanas aislantes de tecnología alemana.

Se conservarán todos los revestimientos de madera de lo que era la sala de reuniones y presidencia ubicada en el segundo piso y se conservarán los ascensores originales renovando la parte motriz.

Otra de las reformas importantes es haber habilitado un patio sobre un lateral del edificio, a la altura del subsuelo, cavando casi tres metros de profundidad, que le dará luz natural a la mayoría de los consultorios. Se dejarán las rampas originales para sillas de ruedas y la entrada al edificio será la misma.

La ex Liga tenía consultorios chicos y un enjambre de paredes y pasillos que fueron removidos.  En la planta baja habrá una recepción nueva,  una sala de espera y algunos consultorios.

No está decidido aún los servicios médicos que funcionaran, uno seguro es obstetricia y odontología que ocupará un piso entero en el subsuelo, un verdadera necesidad para la zona.

 

La historia reciente

El jueves 5 de marzo de 2009 se promulgó la ley 3011/09 de la Legislatura de la Ciudad de Bs, que aprobó por unanimidad el proyecto de expropiación del edificio de la ex Liga contra la Tuberculosis. Fue una lucha tenaz de los vecinos de La Paternal y alrededores por recuperar ese predio histórico que brindó servicios de salud  durante 90 años.

Luego del quiebre de la Liga Israelita en el año 2006, los vecinos, cortando calles, haciendo festivales, asambleas, presentaciones judiciales evitaron el remate del edificio en el año 2008.

En esos momentos se presentó  un proyecto de ley que luego se trasformó en la ley N° 3011 que en el año 2009 obligaba al gobierno de la ciudad a comprar el edificio para construir allí un centro de salud. Esa ley estaba a punto de caducar ese año,  pero los vecinos accionaron fuerte y se activó nuevamente el reclamo en la Legislatura que aprobó una partida presupuestaria de $ 4.000.000 destinada  a la compra del predio dando cumplimiento a la Ley sancionada.

Sin embargo en el año 2012, como aún no se había comprado el edifico,  hubo intentos de un segundo remate porque la ley de expropiación, que permitía la compra por parte del gobierno de la ciudad, estaba a punto de vencer.

Loa legisladores votan  una segunda ley extendiendo ese plazo y en el  2013 el gobierno de la ciudad expropia efectivamente el edificio de la ex Liga Israelita para abrir un nuevo centro de salud.

El edificio del que hablamos, tiene 26 metros de frente, más de 50 de fondo, cuenta con tres plantas que suman 2500 m2 y a pesar de su antigüedad, se conserva en muy buen estado. Después de tres años de dictarse la ley expropiatoria finalmente la reforma está en marcha con un plan de puesta en valor muy ambicioso.

El objetivo es que el predio se convierta en un hospital para La Paternal, Villa Crespo, Agronomía y Villa Mitre que quedaría  a cargo del Ministerio de Salud de la Ciudad de Bs. As.

 

Los protagonistas

En su momento fue Alejandro Ameijenda, Jefe de Gabinete de la Secretaría General del Gobierno porteño quien informó la decisión  del Gobierno de la Ciudad de  comprar el edificio de la Ex Liga a integrantes del Colectivo por la Recuperación de la Ex Liga Israelita, encabezados por los miembros de la Junta Comunal 15, Carlos “Lito” Grisafi (Frente para la Victoria) y Carlos Méndez (Buenos Aires para Todos) y su colega de la Junta Comunal 11, Paula Resels  (PSA) que se apoyaron a los vecinales que habían realizado para lograr este objetivo,  varios cientos de reuniones en el barrio, radios abiertas, corte de Av. De Mayo, Av. San Martín, miles de volantes de diferente texto, toma de la liga, reuniones en la Legislatura, en el Ministerio de Salud y Jefatura de Gabinete de la Ciudad y que realizaron varias denuncias en medios gráficos y televisivos.

Hasta el inicio de obra fue complejo porque en abril de 2014 el gobierno de la ciudad había colocado un cartel de obra donde decìa que con un monto de $ 5.712.573 la empresa IM Construcciones SRL, construiría el centro de salud. De dicha partida se gastaron $ 600.000, nadie sabe bien en qué y el resto nadie sabe en qué se utilizó.

Tampoco se sabe a ciencia cierta porque esta empresa dejo la obra apenas iniciada y que luego de un tiempo, es tomada por el Grupo Viarsa SA que ahora está llevando adelante la obra, con un presupuesto muy superior (60 millones) con un plazo de finalización en octubre de 2017.

El personal de Viarsa SA,  antes de tomar la obra había hecho una recorrida por la Ex Liga para verificar el estado de la misma, documentando todo lo hallado.

Desde que se  hizo el relevamiento hasta que se retiró la otra empresa paso solo una semana. Para sorpresa de los nuevos consignatarios, encontraron el lugar destrozado: faltaban todas las cañerías y grifería, los muebles estaban saqueados, faltaba material de atención hospitalaria, camillas, sillas e infinidad de objetos, muchos de valor histórico y testimonial,  por lo que hubo un requerimiento de explicaciones de la nueva empresa  al personal de seguridad que permanecía las 24 hs en el edificio. La simple respuesta fue “nosotros no podemos hablar”.

Sería bueno que una vez que se termine la obra se denuncie este hecho realmente lamentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *