La tala indiscriminada de árboles en la ciudad (son seres vivos), es intolerable e ignorante

Por orden del gobierno de la ciudad, las empresas privadas contratadas para atender el arbolado urbano (declarado patrimonio natural, cultural e histórico) matan en cada barrio de la ciudad, sin ninguna explicación racional, un promedio mínimo, de 70 árboles por mes. En algunos casos están bien extraídos porque están secos o ahuecados y son irrecuperables, pero la mayoría de las veces no tiene justificación: muchos piensan que entre la extracción, el arreglo de la vereda y la plantación de un árbol nuevo, el beneficio monetario es entre 120 y 160 mil pesos. Los benéficos de los arboles adultos son vital para nuestra propia vida:

Los grandes árboles son excelentes filtros para contaminantes urbanos de pequeñas partículas (polvo, polen, hollín, humo, emisiones de automóviles, compuestos químicos de las fábricas, esporas de moho suspendidas).

Además, los árboles colocados entorno a los edificios reducen las necesidades de aire acondicionado en un 30% y en verano bajan la temperatura en las calles, entre un 5 y un 8%.

Embellecen el entorno y contribuyen a limpiar el aire, produciendo oxigeno (contaminación por CO2), atenúan las fuertes lluvias y sirven de hábitat para las aves.

BASTA DE MUTILAR Y MATAR ARBOLES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *