La política deficitaria de espacios verdes en la ciudad, también afecta a La Paternal

El barrio de Paternal, como la mayoría de los barrios de la ciudad, carece de espacios verdes públicos que satisfaga las necesidades de los vecinos, tanto de esparcimiento como de salud ambiental.

En la campaña de 2019, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, prometió que -de ser reelecto- avanzaría con el proyecto de un nuevo espacio verde ubicado en Cucha Cucha 2450, en el barrio de La Paternal. Pasados casi tres años del inicio de su segunda gestión, en el lugar no hay más que un cartel y un baldío. 

Ante un pedido de informe presentado desde el colectivo político DosMilTres, el Gobierno de la Ciudad respondió oficialmente que «no es prioritaria la intervención en ese espacio».

La pandemia agudizó la necesidad de contar con plazas y parques, espacios que nos permitan transitar mejor esta época de pandemia y distanciamiento físico, mientras avanza la campaña de vacunación. Sin embargo, para el GCBA esto no parece una necesidad urgente.  

Con una población de casi 19.700 personas y casi 8ha. de espacios verdes (el mayor de éstos es “La Isla”), La Paternal tiene alrededor de 4 mts2 de espacios verdes públicos por habitante, lejos de los 15 mts2 recomendados por la Organización Mundial de la Salud. El propio Gobierno de la Ciudad destacaba en 2019 en un estudio urbanístico del proyecto Espacio Verde que «en el barrio de La Paternal se observan pocos espacios verdes».

Si bien el promedio de espacios verdes es muy bajo, también hay que observar las distancias y las barreras urbanas que existen para alcanzarlos: la OMS recomienda que la distancia caminable hasta un espacio verde no supere los 10 minutos. Un hecho que, evidentemente, en La Paternal no sucede. 

Por ejemplo, si tomamos el centro geográfico de Paternal (Trelles y Cucha Cucha) hay que caminar al menos 18 minutos hasta el Parque La Isla, según las cifras que provee Google Maps. Estas distancias hacen que las familias tiendan a no asistir a aquellos parques.

Cabe destacar que fue el propio oficialismo porteño quien sancionó el último Código Urbanístico de la Ciudad, en el cual el Poder Ejecutivo se compromete a «promover espacios verdes de proximidad en los cuales el recorrido peatonal no debe ser mayor a 5 minutos o 400 metros».

Una Plaza construida en Cucha Cucha y Seguí, si bien no soluciona la cantidad de mts2 por habitante al menos mejora la accesibilidad para los vecinos y las vecinas de una extensa zona del barrio.  

Fuente: gritodelsur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *