Jonatan Baldiviezo: “El gobierno porteño eligió no garantizar la infraestructura sanitaria en las villas de la Ciudad”

Una excelente entrevista realizada por  Redacción Canal Abierto a Jonatan Baldiviezo, abogado y presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad, da cuenta de la situación de las vills en la ciudad en estos tiempos de pandemias y la actuación deficitaria del gobierno de la ciudad para enfrentar estos problemas en los barrios vulnerables.  

“La crisis habitacional de la Ciudad de Buenos Aires ya no puede ocultarse y es necesario resolverla para poder mitigar la emergencia sanitaria en la que muchos de los barrios populares se encuentran. Si el GCBA hubiese destinado todos los millones de pesos que puso en los barrios a garantizar la infraestructura sanitaria, al día de hoy, la gran mayoría de los barrios porteños tendrían acceso al agua potable, segura y formalizada. Pero decidieron avanzar con la construcción de viviendas nuevas, en muchos casos cuestionables, que en el caso de los vecinos del barrio Padre Mugica las denominan como casas de cartón”.

“La mayoría de estas decisiones estaban más orientadas a lograr que a futuro la gente sea expulsada por el mercado inmobiliario que a consolidar al barrio. Finalmente, la integración no sucedió y la urbanización tampoco”.

“Después de 15 días sin agua, de cruces entre autoridades y funcionarios por la situación en la Villa 31 y de la reunión entre el Gobierno de la Ciudad y Aysa, la Justicia porteña ordenó al Gobierno de la Ciudad que en 5 días el servicio de agua potable y saneamiento cloacal debe estar garantizado en los barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires”.

“El gobierno dice que la sentencia avasalla el derecho de propiedad de la administración como si los recursos del Estado estuvieran para ser manejados discrecionalmente por el jefe de Gobierno, y no para garantizar derechos que establece la Constitución de la Ciudad. Con esos argumentos, que están próximos a la perversidad, es como el GCBA sigue cuestionando las sentencias judiciales, por más que la sentencia sigue vigente, ya que la apelación no inhibe la vigencia de la medida cautelar, no ha cumplido y no ha dado atisbo de cumplimiento de esta sentencia”, señaló Baldiviezo.

Por último el abogado declaró que “Debería ser un comité con la capacidad para escuchar y tomar decisiones conjuntas con las organizaciones sociales, con la ciudadanía, y donde también haya una interacción entre los ministerios y organismos del Estado. También nos alarma que con la excusa de que bajó la recaudación, cualquier medida que implique gastar más dinero para los sectores populares siempre tiene como respuesta del Estado un no”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *