Informe sobre la crítica situación deportiva y financiera de Argentinos Juniors

Retomando mis dos anteriores notas que El Adán tuvo la gentileza de publicar, sucintamente en ellas me refería a las obligaciones de las Autoridades del Club, relativas a tenernos informados sobre la ingeniería financiera para que nuestra querida Institución tenga un norte claro que nos lleve a recuperar la divisional mayor en el más breve plazo, y mantenernos en la misma categoría sin pasar por nuevas penurias como las que hemos venido atravesando en estos últimos años.

Lamentablemente a la hora de publicar la presente, la tabla de posiciones en nuestra zona es desalentadora, Argentinos está muy complicado con el ascenso, a 7 puntos del quinto puesto.
Lo que se ha dado en llamar la “Refundación del Club”, con rutilantes contrataciones (Borghi que renunció a la dirección técnica, Riquelme, Ledesma, Carusso, etc.), ha sido un fracaso rutilante y muy difícil de superar, aunque en fútbol nunca esta dicha la última palabra.
En la parte financiera e institucional las deudas también se fueron acumulando, con más de $ 120.000.000 al 30/06/2014, un incumplimiento de los plazos para llamar a la Asamblea Ordinaria de Representantes, las que tienen lugar una vez por año dentro de los ciento veinte días siguientes al cierre de ejercicio y cuya fecha de clausura es el 30 de junio de cada año. En ella se deberá:

a) Discutir, aprobar o modificar la memoria, inventario, balance general, cuenta de gastos y recursos e informe del Órgano de Fiscalización.
b) Fijar la cantidad de socios vitalicios que podrán admitirse  (artículo 11°).
c) Tratar cualquier otro asunto mencionado en la convocatoria. Si vencido el plazo máximo para la citación de la Asamblea Ordinaria la Comisión Directiva no hubiera efectuado la misma el Presidente de la Asamblea podrá efectuar la convocatoria a fin de analizar la situación y tomar la medidas que correspondan
El  plazo se encuentra prácticamente por vencer, y todavía no se ha expedido el Órgano de Fiscalización, pues la revisión de toda la documentación contable a la fecha no les ha sido entregada en su totalidad para expresarse en un dictamen devenido de sus obligaciones a saber:

Art. 97°. Son atribuciones del Órgano de Fiscalización:
a) Examinar los libros y documentos de la Asociación por lo menos cada tres meses.
b) Informar a la Comisión Directiva de cualquier irregularidad que se hubiese observado.
c) Aconsejará a la Comisión Directiva en todo lo relacionado con las finanzas.
d) Asistir a las reuniones a que fueren convocados por la Comisión Directiva: 1) Cuando lo juzgue necesario. 2) Para interpretar este Estatuto en los casos no previstos en el mismo; 3) Cuando haya que comprar, vender y/o gravar bienes inmuebles, actos que deberán ser sometidos a la aprobación de la Asamblea de Representantes y 4) Cuando haya que aprobar o ajustar el presupuesto General de Gastos y Recursos.
e) Controlar en el Libro de Actas si los pagos efectuados han sido debidamente autorizados.
f) Fiscalizar la inversión de los fondos de la Asociación.
g) Informar a la Asamblea de Representantes Ordinaria sobre la veracidad de la Memoria, Balance general, cuenta General de Gastos y Recursos presentada por la Comisión Directiva.
h) Adjuntar un informe trimestral del estado contable de la Institución.
i) Practicar periódicamente arqueos de fondos y valores.
j) Verificar y vigilar las operaciones de liquidación de la Asociación y el cumplimiento de leyes.

Pues bien, de los cinco miembros que cumplen esta función, tres lo son por el Oficialismo y dos por la Minoría, siendo que durante el ejercicio a aprobar no han podido cumplir con muchas de sus obligaciones, en especial lo atinente a informar sobre irregularidades en la marcha de la Institución (pongo especial interés en el Contrato del Polideportivo, cuyo canon, excesivamente bajo, fue prorrogado hasta el 2020 cuando vencía el año próximo, y además sin llamado a licitación ya que fue por adjudicación directa).

Tampoco se emitieron los informes trimestrales de la marcha de la Institución, no se realizaron arqueos de caja, ni han hecho cumplir el Estatuto Vigente, ya que la Comisión Directiva que debe reunirse mínimamente dos veces en el mes, ha tenido muy pocas en el período bajo análisis.

Aprobación del balance y presupuesto

Recientemente  han  entregado el Pasivo de la Institución, el cual todavía no ha podido ser estudiado, ni se ha podido ver la documentación que respalda todas las operaciones, situación incómoda para los representantes de la Minoría (dos sobre cinco).
Esto hace que en el caso que la Asamblea de Accionistas, que debe reunirse para aprobar el Balance, Memoria, presupuesto anual, etc., no tenga los elementos establecidos como obligación del Órgano de Fiscalización referente a Informar a la Asamblea de Representantes Ordinaria, sobre la veracidad de esos documentos presentados por la Comisión Directiva.
Además, la Asamblea de Representantes debería expedirse sobre la GESTIÓN, la que se vería afectada por el crecimiento del Pasivo, del Patrimonio Neto Negativo y de la desafortunada participación en la División Mayor del Futbol Profesional.

Los números actuales

El último Balance aprobado finalizado el día 30/06/2013, arrojó deudas a cancelar dentro del año siguiente por $ 50.110.897,97 mientras que los créditos para hacer frente a dicho importe representaban $ 16.737.924,29.
En la actualidad, la Asociación tiene un déficit operativo mensual de aproximadamente $ 2.500.000, y se le han adelantado derechos de televisión que se estiman en aproximadamente 2 años para poder dar cumplimiento a todas sus obligaciones, lo que implica un endeudamiento más que importante con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).
Conociendo los Estados Contables de la AAAJ que ya eran preocupantes al 30/06/2013, las autoridades debieron armar con urgencia una ingeniería financiera exitosa para revertir dicha situación, y además poder hacer frente a los futuros compromisos que se deberán afrontar.
Recientemente se ha perdido un nuevo juicio en Segunda Instancia y ya firme, sobre el pase del jugador Diego Markic, por derechos no pagados a su club de origen, Platense, cuyo importe con intereses se estima en alrededor de $ 5.500.000, lo que implica una nueva erogación para el corriente ejercicio iniciado el 01/07/2014, además de los nuevos contratos que no forman parte de la mencionada deuda al 30/06/2014 que como ya manifesté, sería de aproximadamente $ 120.000.000:

INCORPORACIÓN de Jugadores posteriores al cierre Ejercicio (30/06/2014) y que deberán afrontarse a partir del 01/07/2014:

• Juan Román Riquelme: Neto de impuestos U$S 1.200.000,

• Matias Carusso: A pagar en 2015: U$S 800.000,

• Cristian Ledesma: No se informó.

VENTA de Jugadores:

• Gómez Rodrigo Manuel: $ 5.000.000.

La situación se agrava por mayores gastos

El Club no percibe ingresos por ventas de entradas de público visitante; policía adicional y custodia propia generan elevados gastos; importe relevante en sueldos pagados al personal, de aproximadamente 230 personas; numeroso plantel profesional con muchas nuevas incorporaciones; plantel de inferiores con baja cotización; fracaso en la obtención de nuevos auspiciantes de relevancia; imposibilidad de jugar 10 amistosos con la figura de Riquelme a la cabeza y que el técnico había solicitado que fueran reducidos a seis; posibilidad de que tampoco puedan concretarse esos seis amistosos; etc.
Lo que se dijo sería la REFUNDACIÓN DEL CLUB es solo una frase, no nos acompañan ni los éxitos deportivos, ni mejores contratos de publicidad, ni los partidos amistosos, ni las recaudaciones previstas, situaciones que de haberse dado nos llevarían a equilibrar las flacas finanzas del Club.
Es una gestión que por lo menos debería revisarse y  que con una sana convivencia seguramente repercutirá en la recuperación del Club para hablar con fundamentos, de una verdadera “REFUNDACIÓN”.
Por Hugo Oscar Martínez, Contador público
Socio Nº 10.563/1
drmartinezho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *