Estudios científicos aseguran que el agua de mar cura numerosas enfermedades

«El mar cura todos los males de los hombres», la máxima de Eurípides en la Antigua Grecia fue comprobada por médicos y científicos de todo el mundo, partiendo de las investigaciones de hace más de 100 años del biólogo francés René Quinton, quién demostró que cualquier ser vivo, ocupe la posición que ocupe en la escala animal, las células que lo constituyen nacen y viven en las condiciones acuáticas en las que se originó la célula primitiva, la forma primordial de la vida.

El plasma sanguíneo humano tiene una composición casi idéntica al plasma marino. Sus conclusiones fueron contundentes: “el mar es un gran plasma puesto que el líquido donde nadan nuestras células es análogo al agua de mar”; el agua del mar puede considerarse el equivalente al plasma del planeta”.

mar

La composición del agua de mar

Tras diversas investigaciones en Universidades públicas y privadas, los análisis realizados con Agua de Mar tratada muestran que la composición aporta 84 elementos biodisponibles en el agua de mar natural a temperatura biológica.
A cada litro de agua de mar le corresponde una media de 300 miligramos de derivados prebióticos del carbono, como aminoácidos, azucares, vitaminas, etc. Los iones (presentes en fase líquida, ausentes en fase sólida) son elementos químico electrónicos naturales, transformados por el fitoplancton y zooplancton, en cadenas naturales. Actúan por efecto sinérgico en una simbiosis natural con nuestro organismo cuya formulación mineral de sus líquidos es idéntica al agua de mar.

El Agua de Mar, tanto por su identidad mineral como por el aporte de elementos prebióticos, permite restablecer un funcionamiento celular global y permiten tanto equilibrar la nutrición celular por isotonía como favorecerla por hipertonía. El científico francés Quinton (1867 – 1925) demostró que gracias a las propiedades del agua de mar se pueden curar numerosas enfermedades y que además, tonifica el corazón, mejora la capacidad respiratoria, reduce la retención de líquidos y potencia la osteogénesis por el aumento de la fijación de calcio y fósforo.
Una de las propiedades radica en su capacidad como antibiótico y bactericida y la ventaja con respecto a los medicamentos es que impide la proliferación bacteriana, eliminando las bacterias nocivas y respetando las bacterias benéficas.

agua%20mar_0

El origen estuvo en el mar

La ciencia nos dice que la vida en la tierra surgió del agua de mar y que nuestro cuerpo está compuesto de agua en un 70% y que el agua de mar tiene prácticamente la misma composición que nuestro plasma corporal. Por este motivo nuestra sangre, lágrimas, la orina, las mucosidades… son saladas.

La casi igual composición del plasma y del agua de mar convierte a esta última en el mejor restaurador de nuestro medio interno cuando éste se deteriora por las agresiones de agentes externos o internos.

El agua de mar es un antibiótico y bactericida natural porque elimina las bacterias nocivas respectando a las buenas. Según afirmaciones del premio Nobel en 1931, Otto Warbürg, nuestras enfermedades se desarrollan en medios ácidos y pobres en oxígeno y, por lo tanto, “donde hay alcalinidad y oxígeno no puede haber enfermedad, ni cáncer”.

Si las zonas internas de nuestro medio interno tienen un pH alrededor de 5, el agua de mar lo tiene de 8.5, con lo cual, tomando agua de mar contribuimos a aumentar nuestra alcalinidad y dificultamos el desarrollo de los agentes patógenos.

comercio agua

El agua de mar es un excelente nutriente.

Todos los elementos esenciales para la constitución de los carbohidratos, las grasas y las proteínas, imprescindibles para la vida de los organismos, se encuentran en el agua de mar: hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, magnesio, manganeso, sodio, potasio, calcio, hierro, fósforo, flúor, sílice y yodo.

Se sabe que en la costa se desarrollan varias plantas resistentes a la salinidad del mar. Algunas de estas plantas, como la salicornia, están compuestas por proteínas en un 45%. Esto plantea la posibilidad de hacer cultivos que supondrían una fuente de alimentación valiosísima para las zonas con problemas de pobreza.

En cuanto a las vitaminas y minerales, si al organismo le faltan las vitaminas, todos sabemos que los minerales se pueden absorber, pero si le faltan los minerales, las vitaminas no se absorben. De aquí la importancia del plasma marino que contiene todos los minerales de la tabla periódica de Mendelyev, en la forma de macro y micro nutrimentos infinitesimales (trazas) que permitirán la absorción de las vitaminas imprescindibles en los procesos enzimáticos de la célula.

Es una buena noticia que el 97,5% del agua de la Tierra es mar, porque abre nuevas perspectivas que podrían minimizar la dependencia de la humanidad al escaso 0’5% de agua de ríos (el 2% restante está en los polos).

El agua de mar es disolvente, antibiótica y bactericida. Así lo confirmó clínicamente el Dr. Georges La Fargué diciendo que es el mayor disolvente natural que tiene nuestro Planeta. Disuelve variedad de sólidos, líquidos y gases. Es antibiótico y bactericida hasta 72 horas después de haberla almacenado.
En Nicaragua, las autoridades nacionales han institucionalizado desde el 2010 la ingesta de agua de mar como medicina oficial, equiparándolas con la medicina tradicional y tiene dispensarios marinos en todo su territorio para abastecer a la población en forma gratuita.

Por Marina González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *