Condarco, el guía con memoria fotográfica

Por Enrique Lapeña

El límite entre Villa General Mitre y Santa Rita está marcado enteramente por una sola calle, Condarco.  No es una calle corta ya que recorre una buena porción de la ciudad de Buenos Aires.  Nace casi en la General Paz y pasa por los barrios de Villa Pueyrredon, Agronomía, Villa del Parque, Villa General Mitre y Flores para luego desaparecer por esa costumbre que tiene Rivadavia de cambiar el nombre a las calles que la atraviesan.

220px-jose_antonio_alvarez_condarco

A pesar de su extenso recorrido, poco se sabe de la historia del personaje que le dio el nombre y es difícil hacerse a la idea de que Condarco fue una persona,  ya que casi siempre en los cartel azules que indican en que calles estamos,  lo encontramos sin iniciales que puedan dar indicios de que Condarco, a secas, es uno de los apellidos de José Antonio Álvarez Condarco, personaje importante y poco reconocido de nuestra historia. Era cartógrafo, militar y apoyo con un gran entusiasmo y patriotismo la Revolución de Mayo.

Condarco fue muy importante en la estrategia de San Martin en el Cruce de los Andes para liberar  a Chile, a fines de 1816.

Luego de declarada nuestra independencia, San Martín tenía la idea de generar un blindaje territorial para proteger esta nueva nación que se estaba gestando. Este blindaje consistía en expulsar a los realistas de los territorios vecinos de Chile y Perú.

Atacar Santiago de Chile no era tarea sencilla ya que había que cruzar la cordillera de los Andes. Con este objetivo, siguiendo las órdenes de su general, Condarco viajo a Chile a contactar revolucionarios donde consiguió varias alianzas militares.

Pero no solo eso utilizo San Martin a su favor, necesitaba sorprender a su enemigo y eso dependía de qué paso utilizaría para el cruce. Este es un dato no menor ya que detalles como este transformaron al cruce de los andes en una verdadera hazaña.

El libertador sabía que existían pasos mejores a los ya conocidos. Necesitaba esa información y no iba a ser fácil conseguirla aunque San Martín tenía una idea.

cabalgata-por-la-ruta-sanmartiniana-ejercito-de-los-andes

Memorizar la cordillera

Aquí es donde entra en escena Jose Antonio Alvarez Condarco, que por mérito propio se ganó el lugar para esta misión ya que era cartógrafo, tenía una memoria casi fotográfica y un patriotismo notable. La misión consistió en llevarle unas cartas al Virrey de Santiago de Chile que en aquel momento era Casimiro Marco del Pont.

Condarco emprende el viaje solo. Por pedido de San Martin lo hace a través del paso conocido como Los Patos, uno de los más largos. Después de varios días llega y se las entrega al Virrey el cual después de leerlas casi manda a fusilar a Condarco, dado que las cartas tenían un espíritu ofensivo, prácticamente les solicitaba se rindiera.

Desiste de la idea del fusilamiento e inmediatamente lo despacha hacia Buenos Aires. Sin sospechar de la estrategia pensada, lo escoltan hasta la puerta de un nuevo paso, el de Uspallata, el cual Condarco no conocía.

Emprende viaje y memoriza en su mente todos los detalles y accidentes geográficos del camino. No podía anotar nada ya que si lo hacía y era capturado revelaría el verdadero propósito de su viaje. La misión fue un éxito rotundo porque el nuevo paso era más corto y más sencillo que el otro. Le entrega toda la información a San Martín que estaba realizando trabajos de inteligencia para engañar al virrey de Santiago para hacer mas sorpresivo su ataque.

Los planos que fabrico Condarco fueron fundamentales para hacer posible o al menos más fácil la campaña del Cruce de los Andes, piedra fundamental para afianzar nuestra independencia. De estos hechos está llena nuestra historia la cual fue forjada gracias a la suma de esfuerzos individuales y colectivos como este.

La historia cuenta que además de llevar adelante esta importante misión, Concarco participo destacadamente en las batallas de Chacabuco y Maipú. Organizó los preparativos para la liberación de Perú aunque no participo de la misma.

Luego permaneció en Europa hasta el año 1825 y regreso a Chile para cubrir un puesto técnico en la administración pública, impedido de regresar a su país por la enemistad que mantenía con Juan Manual de Rosas.

Condarco nació en 1780 en la Tucumán colonial y fallece en Chile en 1855 en la absoluta pobreza, cinco años después que su amigo don José de San Martín.
La calle Condarco, después de un extenso recorrido choca con el Hospital Álvarez e imaginariamente lo salta ya que continúa unas cuadras más para después transformarse en Culpina que parece no  tiene que ver con nuestro personaje, solo que en Culpina entre los realistas y un destacamento patriota enviado a cubrir la retirada del Ejército del Norte y auxiliar a la sublevación en el Alto Perú, se dio  otra una batalla por la misma Independencia de la que años después participaría José Antonio Alvarez Condarco.

Pero esa es otra historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *