Sobre violencia de género

La violencia contra las mujeres siempre mata: en el año se produjeron 280 victimas por la violencia de género

Con la consigna central “La violencia contra las mujeres siempre mata” el 25 de noviembre al mediodía se desarrolló en el Obelisco una manifestación denominada “la marcha de las perchas” donde distintas ONG y agrupaciones que luchan contra la violencia de género se congregaron para denunciar este flagelo social que enluta la conciencia de los argentinos. En el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, esta fue una de las actividades que se desarrollaron en toda la Nación para concienciar y denunciar esta fatal realidad social.
Los manifestantes portaban perchas con ropas –pantalones, blusas, polleras–, algunas con manchas rojas, otras chamuscadas por el fuego, otras rasgadas, que ya no podrán usar las víctimas de la violencia de género, una forma de llamar a la reflexión sobre el impacto que tiene este flagelo. Cada percha tenía el nombre de una de las 260 víctimas de femicidio acontecido en el 2010 en la Argentina.
La violencia contra mujeres y nenas incluye diversas formas como el maltrato psicológico, la violación, el acoso laboral, la trata y la esclavitud sexual.
Según un estudio de Naciones Unidas, 6 de cada 10 mujeres en todo el mundo son víctimas de violencia física o sexual alguna vez en su vida.

Los manifestantes, en su mayoría mujeres y algunos hombres, vestidos de negro con el lema del encuentro inscripto en remeras, caminaban despaciosos de un lado a otro de la Plaza de la República con perchas en la mano que portaban vestidos quemados que simbolizaban el motivo de la manifestación: «Ellas no podrán usar esta ropa nunca más». En ese ir y venir, se detenían en silencio en la esquina de Corrientes y 9 de Julio con el objetivo de concienciar y además, rendir homenaje a las 262 mujeres que murieron el año pasado como consecuencia de la violencia masculina.
Los participantes, además de graficar los resultados de este flagelo, pidieron también que se aumente la cantidad de casas refugios para mujeres y niños víctimas de violencia en la Ciudad de Buenos Aires porque existe una sola casa (con capacidad para 60 personas) para casi 4 millones de habitantes que hay en la ciudad.
También se reclamó la elaboración y promulgación de una Ley Penal de Violencia de Género que contribuya a garantizar la seguridad de las víctimas a través de la detención en forma preventiva del victimario.
El acto fue convocado por La Casa del Encuentro, Red de Prevención en Violencia Familiar, Asociación Civil de Especialistas en Violencia Familiar, Dignos de Ser, Asociación Civil Pablo Beson, Enlaces Territoriales para la Equidad de Género, Shalom Bait y Profesionales Latinoamericanos contra el Abuso de Poder.
En las dos horas que estuvieron en el obelisco fue incesante el desfilar de gente que se solidarizaba con esta causa y se detenían a observar cuadros expuestos de artistas plásticos sobre el tema, recibían volantes explicativos o leían la interminable lista de mujeres asesinadas durante el año pasado. Muchos comentaban los últimos casos acontecidos en el país que enlutan la conciencia social de los argentinos. También reconocían en sus comentarios que la Ley de Trata salvó a unas 400 mujeres de la explotación sexual y que seria urgente legislar la figura de Femicidio para proteger a las mujeres contra la violencia machista. Está claro con estas acciones, que los tiempos avanzan para que el hombre deje de considerar a la mujer como una posesión, como un simple objeto de placer o como una cosa. que debe someterse a la voluntad machista que las más de las veces, solo tiene el cotejo de una violencia irracional.
Por Mariana Gutiérrez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *