La naturaleza, víctima de la estupidez humana

Cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, con el objetivo de contribuir a crear conciencia acerca de la necesidad de proteger y mejorar el entorno natural, en recuerdo a la apertura de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano realizada en Estocolmo en 1972, donde se aprobó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que nunca fue cumplido ni en los más mínimos detalles.

 Luego que el capitalismo salvaje e irracional, destruyera en los últimos dos  siglos a gran parte de la naturaleza, a la biodiversidad tanto animal como vegetal, la ONU, sin decir nada de ese sistema criminal de explotación irracional de la Naturaleza, propone como consigna “El año de la Restauración de los Ecosistemas” (2021-2030).

Las Naciones Unidas proponen:  «prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas en todos los continentes y océanos,  erradicar la pobreza, combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva».

Para lograr tamaños objetivos propone una serie de estupideces infantiles, que no remediaran nada: «plantar árboles, reverdecer ciudades, reintroducir especies silvestres en los jardines, cambiar la dieta o limpiar ríos y costas. Hay que hacer las paces con la naturaleza».

 Nada dice del cambio urgente del sistema de explotación de los recursos del mar, la destrucción de las montañas con la minería a cielo abierto, ni contra el avance de los cultivos transgénicos, los agros tóxicos y la tala de bosques nativos, entre otras desgracias.  

La humanidad está usando 1.6 veces la cantidad de servicios que la naturaleza puede ofrecer, por lo tanto,  el colapso de los ecosistemas y la pérdida de biodiversidad a gran escala está ocurriendo a una velocidad increíble, sin que nadie haga nada.

 La ONU dice: «La degradación ya está afectando el bienestar de 3.200 millones de personas, hay que detener y revertir la degradación, tener aire y agua más limpios, mitigación de las condiciones climáticas extremas, recuperación de la biodiversidad, una mejor polinización de las plantas”. 

No dice nada de porque todo se está destruyendo. El poder económico irracional que domina el planeta, tiene a la ONU como un aliado, sin dudas. La ONU dice estas idioteces, sin explicar cuál es el origen del desastre planetario: un capitalismo rapaz, irracional, que tomo a la Naturaleza como una cosa y no como un ser vivo, que merece nuestra veneración y cuidado.

Mientras exista este sistema troglodita con la fiebre de consumo interminable, el planeta tiene fecha de muerte sin dudas y aun asi, no tenemos líderes que hablen fuerte y digan las cosas reales que están pasando,  para despertar la conciencia global y defender a La Madre Tierra.

 ¿Tomara venganza la Naturaleza?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *