La Cámara de Apelaciones pone un freno a la orden judicial de readecuación de la tarifa del SUBTE en la ciudad

Por Observatorio del Derecho en la Ciudad

1. La Jueza Elena Liberatori, el 27 de mayo, había otorgado el plazo de 5 días hábiles a SBASE para que presente una readecuación de la tarifa al usuario que adopte los criterios de tarifa justa y razonable (Ley 4472).

Si vencido dicho plazo (3 de junio), SBASE no cumplía, se suspendía inmediatamente la Resolución N° 5/SBASE/24 y desde el 4 de junio hasta el 10 de julio se volvería a pagar $ 125.

Ver aquí nuestro informe: https://observatoriociudad.org/frenamos-el-aumento-del-subte/

2. El 28 de mayo, el GCBA y SBASE apelaron dicha orden judicial (Medida Cautelar).

3. El 29 de mayo, la Jueza concedió que el recurso de apelación avance y sea tratado por la Cámara de Apelaciones. Dispuso, como es usual, que la apelación no suspenda los efectos de la Medida Cautelar, es decir, que dicha orden debe cumplirse por las demandas a pesar de que hayan apelado la misma.

4. El 30 de mayo, el GCBA y SBASE presentaron un recurso directamente ante la Cámara de Apelaciones cuestionando que la jueza de primera instancia decidió no otorgar efecto suspensivo de la medida cautelar al recurso de apelación (Recurso de Queja).

5. En un trámite inusualmente rápido, la Sala III de la Cámara de Apelaciones en el plazo de un día hábil, hoy 3 de junio, resolvió el recurso de queja y decidió otorgar efectos suspensivos al recurso de apelación, es decir, suspender las ordenes judiciales contenidas en la Medida Cautelar hasta que se resuelva la apelación.

Esto implica que a horas de que esté a punto de vencer el plazo que tenían las demandadas para acompañar la readecuación de la tarifa al usuario, con el voto de dos de sus jueces, la Sala III, dispuso que el GCBA y SBASE no tenían la obligación de hacerlo porque decidieron de que la apelación suspenda la Medida Cautelar.

6. A pesar de que el Fiscal de Cámara se opuso, los jueces salvaron al GCBA y a SBASE con los siguientes argumentos:

a. La cautelar resulta equiparable a una sentencia definitiva con entidad para afectar el derecho de defensa del demandado por la irreversibilidad de sus efectos.

b. La jueza ha ordenado a las demandadas reducir las tarifas vigentes, reservándose la potestad de decidir si el nuevo cuadro se ajusta a su criterio de razonabilidad y justicia, bajo apercibimiento de una drástica e inminente reducción. Tal decisión excede el interés de las partes y atañe a la comunidad, en razón de su aptitud para afectar la regular prestación del servicio público de subterráneos.

c. El esquema procesal impuesto conspira contra la celeridad propia de los incidentes de medidas cautelares. De resultar rechazada la acción de amparo o revocada la cautelar, los efectos que presumiblemente ocasionarán las medidas dispuestas serán de imposible reparación.

7. Los Jueces están prestos a defender de los efectos de imposible reparación a Emova, SBASE y el GCBA que supuestamente la medida cautelar les produciría, pero no consideran los efectos económicos y afectaciones a derechos de imposible reparación que el aumento exorbitante ya está generando a los usuarios del SUBTE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *