Inundaciones: la Auditoria General de la Ciudad advirtió hace ya dos años, sobre la falta de mantenimiento de los sumideros.

Hacía varios años que Villa Mitre y Paternal no se inundaba al nivel ocurrido en esta oportunidad aunque el flagelo ocurría en otros barrios capitalinos. Una de las razones se la adjudicaban a la realización de los túneles aliviadores del Maldonado que en esta oportunidad no funcionaron. Aun así, muchos vecinos venían reclamando la falta de limpieza periódica de los sumideros como una de las causas de las inundaciones anteriores.
No les faltaba razón a este reclamo. En el informe referido al “Mantenimiento de Sumideros”, la Auditoria de la Ciudad de Buenos Aires realizó un severo informe acerca de las negligencias cometidas por el actual gobierno porteño acerca del mantenimiento, limpieza y reparación de los sumideros en la ciudad. En el informe la Auditaría detectó deficiencias en el ámbito de la Dirección General de Red Pluvial que cuenta con un importante presupuesto para llevar adelante su tarea.
Es importante aclarar que los sumideros son estructuras que conectan el drenaje superficial con la red de alcantarillado principal o secundario, cuya finalidad es la captación de aguas de lluvia de las vías públicas. La Dirección General Red Pluvial es responsable del mantenimiento integral de la red pluvial de la ciudad. La Auditoria en su función de controlador de estas tareas encontró en ese ámbito las siguientes falencias:
1) Incumplimiento del artículo 61 de la ley 70 en lo referente a la falta de programación en la ejecución presupuestaria para llevar adelante los mantenimientos indispensables.
2) Ineficaz metodología en el proceso de verificación y control del estado en el mantenimiento de los sumideros, que incluye limpieza y reparación.
3) Falta de información para realizar la verificación de trabajos de mantenimiento efectuados en los sumideros del recorrido pluvial.
4) Gran parte de los sumideros no poseían el número de identificación exigido por pliegos.
5) Las empresas contratistas disponen de menos camiones desobstructores que los exigidos en el contrato.
6) Irregularidades en las órdenes de servicio y notas de pedido para realizar estas tareas.
7) Falta de coordinación entre reparticiones del Gobierno en lo referente a trabajos con Sumideros.

Finalmente, se observó que la Dirección General Red Pluvial no ha podido hacer cumplir eficazmente que las Empresas Contratistas mantengan a los sumideros, cámaras, bocas de inspección y nexos en buen estado operativo y sin residuos, escombros o materiales sobrantes de las obras realizadas, como lo exige el Contrato firmado con el actual gobierno porteño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *