Las defensorías de todo el país observaron el desarrollo de las elecciones legislativas

En total desplegaron un equipo de más de 250 observadores que trabajaron en todo el territorio nacional, observando y registrando la digitalización de los telegramas con los resultados del escrutinio provisorio realizado por los presidentes de mesa. En la Ciudad de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo porteña empleo un equipo de más de 100 profesionales que controlaron las condiciones de 190 establecimientos porteños y de las distintas mesas de votación; así como la tarea de las autoridades de mesa. A los electores, si participaron de las PASO se los consultò con breves preguntas respecto su percepción acerca de la boleta partidaria de papel y sobre la Boleta Única Electrónica (BUE).

En la ciudad de Buenos Aires

El equipo del organismo fue conformado por más de un centenar de observadores que, desde las 7:30 y hasta los cierres de mesa, recorrieron 190 establecimientos de votación divididos en las 15 comunas (13 establecimientos en 10 comunas y 12 establecimientos en 5 comunas).

La tarea de los observadores fue relevar las condiciones de los establecimientos donde se voto (por ejemplo si son accesibles para personas con discapacidad) y la constitución de mesas seleccionadas (horario de apertura y condiciones de apertura). Por otro lado, se consulto a algunas autoridades de mesa de los establecimientos y a electores con el objetivo de conocer si tuvieron problemas a la hora de emitir su voto y hacer una comparación entre sistema de votación con boletas partidarias y Boleta Única Electrónica.

También la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA) observò la digitalización de los telegramas con los resultados del escrutinio provisorio realizado por los presidentes de mesa. La tarea comenzo a partir de las 18, cuando cerraron las mesas de votación. El despliegue abarco más de 230 Centros de Transmisión Digitalizada (CTD).

La observación consistò en constatar que los CTD estén en condiciones. Luego, cuando llegaron los sobres con los telegramas, se verifico que tanto unos como otros esten en buenas condiciones y de manera correcta. Los sobres que llegaron rotos, abiertos, con tachaduras y/o los telegramas sin sobre, rotos, en blanco, con tachaduras, etc., se registraron en un documento especial que luego es utilizado para realizar el informe correspondiente. En esta observación, agentes de la Defensoría se comunicaron con los observadores para que les pasen la información que hayan recabado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *