El Teatro Colón se financiará vendiendo gastronomía

Esta difícil la época desde lo económico, hay déficit fiscal, faltan ideas y no se quiere destinar dinero a sustentar la cultura en el más alto nivel, o como mínimo, que no produzca “perdidas”.

De esta evaluación surgio en los funcionarios la idea de instalar despachos de productos gastronómicos para generar unas entrada de dinero que baje la manutención del Teatro Colon desde el estado.

Por esta razón, el gobierno porteño hizo un llamado a licitación pública para instalar locales gastronómicos dentro del Teatro Colón. Es para brindar alimentos y bebidas con y sin alcohol durante los entreactos y en forma constante. Cada local pagaría un canon de base de $53.000 mensuales. Es para generar fondos que costeen los gastos del coliseo porteño.

También se licitó el local gastronómico más grande en el “Pasaje de los Carruajes”, ubicado en la Planta Baja, al lado de la boletería y también otro que funcionará como comedor del personal. La confitería de la Planta Baja y el comedor son para atender en forma constante. El resto estarán destinadas a la atención del público durante las funciones.

De acuerdo con las especificaciones técnicas, los espacios de cafetería y venta de comida estarán ubicados en los Palcos Balcón, ubicados en el segundo piso, uno en el sector que mira hacia la calle Tucumán y otro en el que mira hacia la calle Viamonte. También en el tercer piso, en el sector “Cazuela”, y en el quinto piso, en el sector “Galería” y les piden a las empresas que cuenten con mobiliario adecuado para la infraestructura del Colón. Solicitan muebles de estilo de madera y tapizado con los mismos colores que las butacas y que sean aprobados por el Ente Autárquico del coliseo porteño.

Esta licitación es para generar nuevos ingresos y afrontar los gastos cotidianos del teatro, que tiene un plantel de más de 1.000 empleados y fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Se le suma el alquiler del mismo teatro, que a fines del año pasado tenía un costo de $600.000 por día. Alquilar el Salón Dorado para reuniones corporativas costaba $300.000 en cada jornada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *