Cayó en Monte Castro la banda del desarmadero virtual: le secuestraron piezas por 500 mil dólares

Personal de la División Delitos Tecnológicos Complejos, perteneciente al Departamento Delitos Tecnológicos Complejos y Especiales, realizó tareas de ciberpatrullaje en redes sociales y estableció que por la plataforma Marketplace había un perfil que se dedicaba a ofrecer todo tipo de autopartes y le llamó la atención que algunas puertas carecían de sus vidrios y del grabado que permita verificar su procedencia.

En consecuencia, se le dio intervención a la Unidad Temprana Oeste y se dispusieron tareas para individualizar el taller donde se realizaban las ilícitas prácticas.

La investigación de los efectivos dio como resultado el hallazgo de un taller de chapa y pintura en la calle Marcos Sastre al 4400, y en un domicilio contiguo había un terreno con once vehículos estacionados para su desarme. Al continuar con las tareas, se constató que tenían vinculación entre el terreno, el taller y una casa lindera.

Por tal motivo se solicitaron informes en los sistemas policiales y no había ningún desarmadero habilitado con la mencionada dirección.

Con toda la información recabada, la Justicia otorgó las tres órdenes de allanamiento y solicitó que los procedimientos sean realizados con personal de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y del programa Buenos Aires Presente.

En el domicilio del imputado, un hombre de 39 años, los efectivos identificaron a tres personas más e incautaron 51.500 pesos, 123 dólares, 155 euros, 130 soles peruanos, 5.000 pesos colombianos, 100 reales y un teléfono celular.

En tanto, en el depósito, se encontró a un joven de 18 años con 108 paragolpes, 75 ópticas, 14 parrillas, 91 partes de motor, 44 amortiguadores, 15 capots, 36 puertas de vehículos, 22 guardabarros, 19 puertas traseras, una tapa de baúl, 3 laterales, 6 espejos, 17 llantas con cubiertas, 7 llantas solas, 12 cubiertas, 5 parrillas de tren delantero y un automóvil Volkswagen Vento con sus vidrios blindados 360° y cinco impactos de bala.

Y en el taller, se identificó al segundo imputado junto a tres hombres. En ese lugar, se secuestraron dos celulares, 4 paragolpes, 3 plásticos y un farol trasero.

Todo lo incautado llega a un valor de mercado cercano a los 500.000 dólares.

Al consultar con el magistrado actuante, se dispuso incautar todos los elementos hallados y que el depósito sea clausurado por varias irregulares por la Dirección General de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad. Además, en el taller se labraron actas por falta de seguros por responsabilidad civil y por retiro de residuos.

Los imputados fueron puestos en conocimiento de la causa por la existencia de un desarmadero ilegal de automotores y su comercialización de autopartes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *