Caballito: fuertes protestas por las obras del «parque lineal» en Av. Honorio Pueyrredon en Caballito

Imagen: Guido Piotrkowski

Los vecinos y vecinas del barrio de Caballito manifestaron protestando ante el inicio de las obras del «parque lineal» que el Gobierno porteño proyecta en la Avenida Honorio Pueyrredón. Luego de varias protestas por las que no obtuvieron respuestas de Larreta, reclamaron frente al Monumento al Cid Campeador, que esta semana estuvo vallado por la empresa a cargo de la obra. 

Con más de tres mil firmas de adhesión y un amparo presentado en la Justicia, denuncian que el proyecto oficial, que dejará de una sola mano a ocho cuadras de esa avenida, profundizará el «caos de tránsito diario existente, generando mayor contaminación ambiental y sonora, alterando la calidad de vida». La iniciativa promocionada como la «primera calle verde» de la ciudad sumará «casi una hectárea» de espacios verdes al barrio, mientras los vecinos y vecinas piden que se haga un verdadero parque en las 15 hectáreas del ex Playón Ferroviario ubicado junto al Club Ferrocarril Oeste.

«Este lunes nos despertamos y encontramos que cercaron al Cid Campeador», contó a este diario Gustavo Torchinsky, integrante de S.O.S Caballito, una de las agrupaciones que se organizan contra el proyecto de Larreta. «Ya cortaron Honorio Pueyrredón, instalaron una especie de obrador, un camión de la empresa y bajaron los corralitos para empezar a hacer la obra», agregó Torchinsky sobre los primeros movimientos de la empresa Miavasa S.A, «la contratista que aportó dinero a la campaña electoral de Cambiemos en 2015 y que hoy embolsará casi 400 millones de pesos por destruir Honorio Pueyrredón», recordaron los vecinos y vecinas. 

Una de las principales preocupaciones de las organizaciones barriales radica en el impacto que la obra tendrá en el tránsito de una zona que hoy en día ya está sobrecargada. Es que  obra dejará de una sola mano ocho de las 18 cuadras de Honorio Pueyrredón, entre las plazas 24 de Septiembre y Giordano Bruno. 

La mano que hoy circula hacia el sur se transformará en el «parque lineal». «Van a desviar el tránsito por la calle Hidalgo y por Acoyte, y las dos ya están colapsadas. El otro paso a nivel de norte a sur es por Rojas, una calle tranquila de casas bajas, donde hoy ya tenés conflicto cuando se corta la barrera y va a tener el doble de tráfico», advirtió Torchinsky. 

Este lunes, en el anuncio oficial de inicio de obra, el GCBA ya indicó que la avenida permanecerá cortada en su sentido sur en la primera cuadra desde el Cid Campeador, y que el desvío de tránsito será por Hidalgo, tal como alertan vecinos y vecinas. Además, preocupa el posible aumento de contaminación sonora: «El mapa de ruidos de la ciudad tiene a Acoyte e Hidalgo dentro de las más colapasados por contaminación sonora», señaló Torchinsky.

Por otro lado, advirtieron que la obra no redundará en un incremento significativo de espacios verdes, pese a ser promocionada como la «primera calle verde» de CABA, como la presentó la ministra de Espacio Público, Clara Muzzio, el día que anunció el proyecto junto al jefe de Gabinete, Felipe Miguel. «Queremos seguir reverdeciendo la Ciudad», dijo entonces la ministra sobre el «parque lineal» que, según el anuncio oficial, sumará «casi una hectárea de espacios verdes».

«Dicen que Caballito ganaría una hectárea de espacio verde. Sin lugar a dudas el barrio necesita verde, por eso nosotros proponemos que se haga un parque de verdad en las 15 hectáreas del playón ferroviario», respondió el integrante de S.O.S Caballito. En un comunicado, los vecinos y vecinas se preguntaron «por qué no priorizaron ampliar el boulevard de la avenida y agregar superficie verde a sus amplias veredas, en vez de eliminar toda una mano y destruir nuestra calidad de vida». 

«Los únicos beneficiarios de esto son los especuladores inmobiliarios, que vendrán a ‘desarrollar’ el barrio con sus nuevas torres», añadieron y señalaron que «la mentira y la desinformación es la moneda corriente del Gobierno porteño», que suele «ocultar información a la comunidad, negar la participación ciudadana, difundir datos falsos y prometer futuras reuniones que nunca se concretaron». Aunque el GCBA asegura que la obra fue consultada en el barrio desde medianos de 2021, los vecinos y vecinas sostienen que la primera reunión recién se dio a principios de diciembre, dos meses después del anuncio del proyecto. 

«Tuvimos una reunión el 2 de diciembre en la sede comunal. Nos dijeron que iban a mandar los expedientes y estudios. Recién el 5 de enero, tras una reunión por Zoom, nos mandaron el expediente, 33 días después de la primera reunión y con la obra ya anunciada», indicó Torchinsky. En Honorio Pueyrredón «todavía hay frentistas que ni siquiera saben lo que va a pasar», agregó. Vecinos y vecinas ya juntaron alrededor de 3500 firmas durante la campaña de difusión que comenzaron hace casi dos meses. Las adhesiones acompañaron el recurso de amparo que ya tramita en la Justicia y que, esperan, traiga novedades cuando finalice la feria judicial.

Fuente: pagina12 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *