Rally Dakar: Cuando la desinformación anula la reflexión sobre las consecuencias de esta competencia.

Rally Dakar: Cuando la desinformación anula la reflexión sobre las consecuencias de esta competencia.
Las últimas imágenes que trasmitieron los medios argentinos se desarrollaron en la Rural y en el paseo de despedida por la Ciudad de Buenos Aires, millares de porteños agolpados para admirar el paso de los vehículos, allí se veían a los competidores felices y cansados, con sus coches y motos maniobrando por las calles de nuestra ciudad. Todo fue trasmitido como una épica heroica, como un orgullo de que ese despliegue se desarrollará en nuestro país, como un orgullo para la Ciudad que dispuso todos los medios para el normal desarrollo de la fiesta. La información mediática no tuvo fisuras en su objetivo, se pasaron a ultimo tramo, casi sin mención, las desgracias ocurridas, como el muerto francés, los inválidos que quedaron en hospitales de nuestro país por accidentes en el recorrido y los percances gravísimos que hubieron en el desarrollo de la carrera. Tampoco se hizo demasiada mención al cambio de escenario original de esta carrera, solo se hablo tangencialmente de «amenazas terroristas en África», donde se desarrollaba la competencia hasta este año. Nada acerca de los beduinos levantados por el aire por los corredores, ni de los niños muertos por la competencia al pasar al lado de las viviendas en el desierto, ni de los daños irreversibles al ambiente de aquellas tierras que causaron durante tantos años. La crónica local solo cuenta que se desarrolló con gran felicidad el Rally Dakar Argentina-Chile.

La protesta de los ambientalistas
Solo les comentamos una parte del itinerario donde se realizaron protestas y declaraciones contrarias al evento, que se repitieron en todos lados: los participantes atravesaron la Provincia de Río Negro desde Río Colorado hacia el Sur, rumbo a la Provincia de Chubut. reingresaron a Río Negro por la zona de El Caín hacia Ingeniero Jacobacci, y el Partieron desde esta última ciudad hacia Balsa Las Perlas sobre el Río Limay, para pasar a la Pcia. de Neuquen. La competencia, multimillonaria, la organizó la empresa francesa Amaury Sport Organization (A.S.O.) y por nuestro país participó la empresa «Organización Todo Terreno Argentina S.A.» (OTTA S.A.), con domicilio en Villa Cabrera, Pcia. de Córdoba.

Los detalles que no cuentan los medios
El Decreto nº 356/86 declaró Área de Reserva a la formación Meseta de Somuncura.
La ley 2669 creó el Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas, definiendo a éstas como «territorios naturales o seminaturales, comprendidos dentro de ciertos límites bien definidos, afectados a protección legal y manejo especial para lograr uno o varios objetivos de conservación».
Por Decreto nº 1437/04 se fijaron los límites del Área Natural Protegida Meseta de Somuncura y el Plan de Manejo del Área aprobado por Decreto nº 465/08, publicado en B.O. nº 4634 del 3/7/08.
Por Resolución nº 252/06 del Consejo de Ecología y Medio Ambiente donde constan los circuitos turísticos bajo estrictas reglas de utilización.
El «Valle Cretácico» fue creada por ley 3.033 con la finalidad de «conservar una muestra representativa de estratos del período cretácico, conteniendo restos fósiles de la fauna y flora de esa antigüedad». Dentro de sus límites, existen importantes yacimientos arqueológicos y paleontológicos, y muy relevantes formaciones geológicas, objetos de estudio científico y de formación e información culturales. Particularmente, existe la muy curiosa forma geológica denominada «el Anfiteatro» y un «Bosque de Troncos Petrificados», que han sido declarados «Monumentos Naturales» por leyes Nº 4005 y 4006, respectivamente.
Andrés Dimitriu, docente e investigador en Comunicación y Desarrollo, Universidad Nacional del Comahue, señaló antes de que comenzara la competencia: «El rally Paris-Dakar es un lucrativo y a la vez caprichoso rezago colonial que usará el valor simbólico de la Patagonia y otras regiones con una enormidad de consecuencias ambientales y sociales».
También la Red Nacional Ecológica (RENACE ) se pronunció en su momento: «Una vez más, por diversión de algunos, se perjudica el ambiente y los bienes comunes de miles de personas. Rechazamos este recorrido de impacto degradante llamado Rally Dakar Argentina Chile 2009».

El rechazo de los ambientalistas al Rally que no informaron los grandes medios
Numerosos grupos profesionales como la Asociación Argentina de Arqueólogos Profesionales, legisladores patagónicos, grupos ecologistas como los nucleados en RENACE alertaron contra el fuerte impacto ambiental que se generaría con la competencia.
Los números no desmienten la preocupación. Se movilizaron 530 equipos compuestos por 82 camiones, 188 autos, 30 cuatriciclos y 230 motos atravesando 9000 km en zonas y sitios protegidos en nuestro país. Cada día se trasladaron un mínimo de 500 personas entre los puntos de verificación acompañados por 1500 gendarmes.
Por ejemplo, la competencia pasó por la zona de El Caín y parajes cercanos (Barril Niyeu, Pilquiniyeu, Puesto de Hornos, Rucu Luan), ubicados dentro del «Área Natural Protegida Meseta de Somuncura».
La Meseta de Somuncura ocupa una amplia porción de la provincia de Río Negro. Es un área natural protegida de unos 13.000 a 15.000 km2, altiplanicie basáltica, con relieves sobre-impuestos: conos volcánicos, sierras, cerros, cerritos mamilares con alturas hasta 1.900 metros, con lagunas temporarias, arcillosas. La meseta presenta hendiduras -cañadones- por donde bajan los arroyos que las provocaron. La región de Somuncurá no sólo reviste interés geomorfológico, geológico, climático, biológico y ecológico, sino que sus características sui generis son únicas en Río Negro y en la Patagonia.
Este área es de gran interés biológico por la existencia de especies y subespecies endémicas vegetales como una compuesta y una malvácea, (que habitan en un solo lugar del planeta) o animales como la antiquísima mojarra desnuda (pececillo sin escamas), la ranita de somuncura, la lagartija de las rocas, algunas subespecies del piche patagónico y un habitante de las rocas: el pilquín o chinchillón.
Somuncura significa en lengua Mapuche «piedra que suena o habla»..
En la trayectoria del día 6 de enero la competencia atravesó el Área Natural Protegida Valle Cretácico una zona de altísima fragilidad. Es un área protegida que se desarrolla al sur del Río Negro y al sudeste del Río Limay y del embalse Ramos Mexía. Fue creado por Ley Provincial Nº 30337/96, para la conservación de los recursos paleontológicos y paisajísticos. Su acceso es desde la ciudad de Cipolletti.
Es un sitio con paisajes imponentes que representan la aridez patagónica, como así también restos fósiles y huellas petrificadas de animales prehistóricos.
En esta zona existe «Los Gigantes», un relieve testigo del retroceso del frente de la planicie, fuertemente surcado y divididos por la erosión y corrosión provocados por el agua y el viento. Están formados por capas de arcilla y areniscas rojas y con franjas más claras y blanquecinas. ¿Conocías que estos estratos son los más ricos en restos paleontológicos?
Los dinosaurios hallados allí son muy antiguos: 100 millones de años y pertenecen al período Cretácico Superior. También existen los «Bosques petrificados» testimonios del pasado, posteriores a los dinosaurios. Estos bosques se han convertido en piedra (petrificados) por la transformación del material original bajo condiciones especiales de humedad.
También se encuentra «El Anfiteatro» un paisaje «lunar», semiárido, con gran variedad de colores. Allí se pueden apreciar badlands y cañones. Corresponde al frente de la planicie en retroceso, que deja al descubierto rocas sedimentarias como arenas, limos, arcillas (color rojo) del período Cretácico Superior (Grupo Neuquen o «estratos de dinosaurios»).
El viento y el agua han labrado las formas curiosas y los profundos cañones que muestran numerosas capas de la historia geológica de la tierra, de 100 a 60 millones de años.

Las leyes que se dejaron de lado. ¿Por qué razón?
Más allá del daño al medio ambiente del Dakar que comentamos en estas zonas patagónicas, lo mismo ocurrió en el norte, en Mendoza y Catamarca donde estaba prevista una protesta de científicos que denunciaron estos hechos.
La autorización de la realización de este evento multimillonario, violan las leyes de protección ambiental y las normas constitucionales que las sustentan, en diversos aspectos: Derechos, Deberes y Garantías Constitucionales Art. 41 Constitución Nacional; Preámbulo y Art. 46, 70, 84 y 85 de la. Provincia, se viola la ley nº 2669 de Áreas Naturales Protegidas, también las normas del Plan de Manejo y la Resolución nº 252/06 que establece los Circuitos Turísticos autorizados, bajo pautas y normativas específicas, que fueron incumplidas por la competencia, se viola la ley 3266 de Impacto Ambiental, se viola asimismo, la ley de fauna nº 2056, en cuanto se infringen sus principios y objetivos de protección, preservación y conservación de la fauna silvestre (Art. 1,2,3 ), se trasgrede la ley provincial 2631 que prohíbe actividades que puedan causar riesgos o daños serios o irreparables a su medio ambiente» (art. 5º ) y por ultimo, se viola la Ley Nacional General del Ambiente nº 25.675, que establece la preservación y protección de la diversidad biológica en todo el territorio argentino.
Esperamos que se pueda reflexionar acerca de las consecuencias que esta competencia causa a extensas zonas de nuestra geografía, a patrimonios naturales y culturales únicos, que por ignorancia e indiferencia, sobre todo de los porteños y de los habitantes de las grandes cuidadas, no les prestan la debida atención. Esperamos que las autoridades de la Ciudad Autónoma tomen conciencia de estos hechos y no autoricen mas el ingreso a la Capital Federal de esta competencia peligrosa, ajena a nuestra cultura, grotesca por su adinerada grandiosidad artificial y por la falta de respeto que se tiene de los paisajes naturales de nuestro país.
Por Ricardo Guaglianone.
Fuerntes RENACE, Red Nacional Ecológica,
Greenpace, Agencia Eco Alternativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *