Que son y cómo se producen los Alimentos Genéticamente Modificados

Por Marina Rosales

Todos hablan del campo, de la soja, del trigo, de los precios que suben o bajan, pero nada se habla de los alimentos producidos artificialmente y sus consecuencias sobre el medio ambiente y la salud humana. Preparamos preguntas y respuestas y consultamos fuentes de primer nivel para aportar conocimiento de un tema silenciado por los medios de comunicación oficialistas y opositores. Ojala contribuyan a un debate muy necesario sobre este tema.

 ¿Que es la Soja Transgénica?

La soja transgénica es una planta modificada genéticamente para hacerla resistente al herbicida Roundup (glifosato), es decir, esta soja puede ser fumigada muchas veces sin que se muera, (muere todo lo que hay alrededor, desde malezas a animales y bacterias de todo tipo), por ello se la llama Soja RR por Roundup Ready. Esta soja se produce para extracción de aceite y es utilizada en alimentos para animales.

 ¿Qué es el glifosato?

El glifosato es un herbicida de amplio espectro, usado para matar plantas no deseadas como pastos anuales y perennes, hierbas de hoja ancha y especies leñosas.

 El glifosato técnico es un ácido, pero se usa comúnmente en forma de sales. Es altamente soluble en agua y prácticamente insoluble en solventes orgánicos. Es un herbicida que provoca serios problemas de salud entre los trabajadores rurales y poblaciones que están expuestas a él. Entre otras consecuencias produce náuseas, vómitos, sarpullidos, problemas estomacales, y puede ocasionar alteraciones en el sistema reproductivo provocando malformaciones en bebes.

 ¿Qué son los cultivos transgenicos?

Los cultivos transgénicos son nuevas formas de vida creadas en el laboratorio con una técnica que permite insertar genes de bacterias, plantas o animales a cultivos como el maíz y la soja. Estas técnicas permiten a los científicos saltarse la selección natural y la evolución, al intercambiar genes entre especies que normalmente no se cruzan. Una vez que estas nuevas especies hechas por el ser humano son liberadas al medio ambiente y a la cadena alimenticia, no hay manera de controlar la situación y no se conocen los efectos a largo plazo que estos cultivos producirán sobre los ecosistemas y la salud humana.

¿Qué es un gen?

Un gen es un tramo de ADN que, al expresarse, confiere a un ser vivo características determinadas. El ADN es una molécula que contiene la información genética necesaria para que los seres vivos nazcan, crezcan y se desarrollen.

¿Qué es la ingeniería genética?

La ingeniería genética es una técnica que consiste en aislar segmentos del ADN (el material genético) de un ser vivo (ya sea virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlos en el material hereditario de otro ser.

La ingeniería genética aplicada para la creación de alimentos transgénicos «corta y pega» genes sin controlar dónde y cuántos se pegan en el organismo receptor y sin que se sepa que evolución tendrán en el transcurso del tiempo estas construcciones de laboratorio.

 ¿Qué significa «Alimento Modificado Genéticamente»?

La Ingeniería Genética en años recientes logró manipular los genes rompiendo las barreras que existen en la reproducción de los seres vivos, permitiendo trasladar o intercambiar características genéticas entre plantas, animales y microorganismos, creando alimentos genéticamente modificados en la industria semillera y agrícola.

Esta industria considera que los genes son unidireccionales y que no varían, pero los nuevos descubrimientos científicos han demostrado que los genes funcionan en redes complejas en forma no lineal, multidimensional o circular y que están sujetos a la regulación del medio biofísico. Esto quiere decir que los genes son dinámicos y cambian, pueden saltar horizontalmente entre especies no relacionadas y recombinarse. Por lo tanto, los organismos transgénicos son impredecibles y pueden mutar.

¿Cómo se produce la soja transgénica?

Para trasladar el gen de la resistencia a herbicidas en una planta de soja y producir la Soja Roundup Ready, se requiere utilizar el siguiente procedimiento. Primero se identifican los genes que codifican en las plantas la resistencia a la toxina del Glifosato, luego se introducen estos genes en la planta a través de un vehículo o «vector», normalmente se utiliza como vector un plásmido de la bacteria Agrobacterium thumefaciens.

La bacteria se guía por sustancias que la planta expulsa (fenoles; entre los más conocidos se encuentran la acetosiringona, la vainillina y el ácido p-hidroxibenzoico) a través de heridas pequeñas, por las que se introduce. Se ubica entonces en los espacios intercelulares y desde allí transfiere a las células de la planta un fragmento de su material genético, un plásmido, para transferir un segmento de ADN conocido como T-DNA o ADN-T, que se integra en alguna zona del genoma de la planta.

La capacidad de transmisión de ADN por el Agrobacterium está siendo extensamente explotada en biotecnología, como medio de insertar genes foráneos dentro de las plantas y desarrollar organismos modificados genéticamente

¿Qué es un promotor?

Para dirigir a estos genes se utiliza un «promotor» que inicia la trascripción del ADN y hace que el gen se exprese muchas veces. Los promotores utilizados provienen de virus, especialmente el VmoCa (Virus del Mosaico del Coliflor), este rompe las barreras de la célula para que penetre la construcción genética.

Como este procedimiento es en gran medida al azar, no se puede saber en qué células se lograron introducir los genes deseados, por lo tanto, se introduce además un «Gen marcador» que indique cuales fueron los casos exitosos. Los marcadores más utilizados provienen de bacterias que producen resistencia a antibióticos.

Una vez introducido en las células del nuevo organismo este «cassete de expresión» (gen vector, promotor, marcador) se multiplican las células transgénicas a través de cultivo de tejidos y así se genera la nueva planta de soja resistente al herbicida glifosato. Estas plantas se siembran y producen granos modificados genéticamente. El procedimiento es similar en otros cultivos. 

 ¿Qué riesgos presentan los vectores, promotores y marcadores?

Los virus y bacterias utilizados en el proceso de construcción de un transgénico son muy activos y agresivos
porque se necesita que tengan capacidad de traspasar las barreras naturales de las células y bloquear su sistema inmunológico, el cual en condiciones normales es capaz de inactivar elementos extraños que perturban su funcionamiento.

Una revisión científica publicada en la revista «Microbial Ecology in Health and Disease», llama la atención sobre la inestabilidad de los transgénicos y que esta aumenta la posibilidad de una súper-expresión de los genes transferidos. Otros autores han señalado que el uso del VmoCa en seres humanos puede hacer sobre-expresar genes, como por ejemplo los que se relacionan con el cáncer. Los marcadores que son resistentes a antibióticos pueden transferir esta resistencia y dejar a las personas vulnerables a las infecciones pues los antibióticos no le harían efecto.

¿Qué sabemos sobre los efectos de la soja y los organismos genéticamente modificados en humanos?

Se sabe que:

1) La soja transgénica ha sido rociada repetidas veces con glifosato (veneno), es decir, es una soja que contiene altos niveles de este herbicida.
2) La aplicación de glifosato cambia la composición química de la soja, por ejemplo, el nivel de compuestos fenólicos como los isoflavonoides.
3) Contiene 27% más de inhibidor de tripsina que la soja no modificada genéticamente. Este es un alergénico que inhibe la digestión de la proteína, que puede retardar el crecimiento de los animales alimentados con soja cruda y se relaciona con el agrandamiento de las células del páncreas en ratas. También en soja cocinada se encontró el doble de lectinas (otro alergénico). 4) Posee entre 12 y 14% menos de fitoestrógenos que la soja no modificada genéticamente. Los fitoestrógenos pueden proteger contra determinados cánceres, enfermedades del corazón y osteoporosis.

5) En la manipulación genética se utilizan virus y bacterias que resisten a antibióticos, esta resistencia puede transferirse a los humanos a través de su flora intestinal. Esto es gravísimo para cualquier persona y mucho más para niños con carencias nutricionales que viven en condiciones precarias y son más vulnerables a infecciones y enfermedades comunes.
6) La empresa Monsanto- Bayer, propietaria de la patente de soja transgénica RR, admitió que su soja contiene dos secuencias extra de ADN bacteriano derivadas de la transformación original hace 10 años, los cuales no fueron identificados cuando se aprobó su venta. Es decir que ya hubo transformaciones espontáneas de esta soja y en realidad no se conocen sus posibles efectos.

Además se sabe que:
7)
Puede producir alergias en los seres humanos.
8) Pueden aumentar la probabilidad de contraer nuevas enfermedades. En una investigación realizada con ratas alimentadas con papas transgénicas se encontraron daños severos en el sistema inmunológico.
9) Pueden agudizar las enfermedades infecciosas y la aparición de microorganismos resistentes a antibióticos. 

¿Qué opinan los científicos y los organismos internacionales?

El 95% de los biotecnólogos en el mundo está directa o indirectamente financiado por empresas multinacionales con intereses comerciales en el sector. Esto explica la prisa para introducir transgénicos al mercado, pese a la falta de evaluación de riesgos y pruebas (incluso las más básicas) que se deberían hacer en estricto confinamiento para no poner en riesgo la salud humana y animal, y el medio ambiente.

El Convenio de Diversidad Biológica, suscripto por más de 150 países incluido el nuestro y que tiene fuerza de legislación internacional recomienda «a los tomadores de decisiones (actuar) sobre la base del principio precautorio de que, cuando hay una amenaza importante o pérdida de diversidad biológica, no debe invocarse la falta de una plena certidumbre científica como argumento para aplazar medidas que eviten o atenúen al mínimo esa amenaza.»

El Protocolo sobre Seguridad de la Biotecnología del mismo Convenio, recomienda en su Art. 2: «Las Partes velarán por que el desarrollo, la manipulación, el transporte, la utilización, la transferencia y la liberación de cualesquiera de los organismos vivos modificados se realicen de forma que se eviten o se reduzcan los riesgos para la diversidad biológica, teniendo también en cuenta los riesgos para la salud humana».

¿Qué precauciones se deben tener con estos alimentos?

La soja transgénica es para alimentar animales y no debe ser consumida por personas pues no se tiene certeza de todos los efectos que puede producir en la salud humana a largo plazo.
Los animales criados con granos transgénicos y los alimentos que incluyen en sus ingredientes estos  productos  debieran ser estudiados en forma minuciosa durante muchos años para poder evaluar sus riesgos reales. Mientras tanto debe indicarse en cada alimento su composición y si posee o puede llegar a poseer material transgénico, esto debe hacerse mediante etiqueta con información clara para que los productores de alimentos y consumidores puedan tomar decisiones estando bien informados.

Deberíamos negarnos, además, a aceptar la donación de soja transgénica que se realiza a la gente de  bajos recursos económicos. Hay suficientes datos que demuestran que dar de comer esta soja a los niños que asisten a comedores escolares y a familias necesitadas es convertirlos en conejillos de  indias con resultados inciertos a futuro y pueden tener consecuencias graves en su salud. 

    Fuentes: Renace (Red Nacional Ecológica), Grupo de Reflexión Rural, Grupo de Investigación ETC, Agencia de Biodiversidad. Autorizado a publicar por El Adán de Buenosayres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *