«No quiero que lo recuerden así»: la profesora que defiende la memoria de Ezequiel, el joven que murió electrocutado

Ezequiel Francisco Curaba murió electrocutado en Rosario tras intentar robar cables de alta tensión. En una dolorosa despedida en redes sociales, una de sus docentes pidió que no lo recuerden como un delincuente, sino como un joven que enfrentaba tiempos difíciles que «tiraba de su carro» y «andaba cirujeando».

Curaba, de 21 años, murió en el hospital de Emergencias Heca de Rosario tras permanecer internado en terapia intensiva. 

Tras la repercusión por la muerte de Ezequiel Francisco Curaba, el joven que murió el martes tras sufrir graves quemaduras al intentar robar cables subterráneos de alta tensión en la zona sudoeste de Rosario, una de sus profesoras lamentó lo ocurrido y pidió: «No quiero que lo recuerden así«.

El hashtag «Uno menos» se volvió tendencia en X (ex Twitter) luego de que se hiciera pública la noticia de la muerte del chico de 21 años, a quien mediáticamente se lo definió en más de una ocasión como un «delincuente«. Es por esto que, en una publicación en su cuenta de Facebook, la docente de la escuela Carlos Fuentealba Melina Gigli —colegio al que asistía el joven fallecido— cuestionó el tratamiento del caso en los medios de comunicación y criticó la crueldad con la que se refirieron al joven en las redes.

«Leyendo comentarios en notas de diarios, veo que festejan su muerte tan dura y cruel«, aseveró la docente en un posteo este martes, junto a una foto de Curaba, y agregó: «Él era Eze, mi alumno. Nuestro alumno. Él era muy dulce y andaba con un carro. Tuvimos muchas mañanas de mates y risas. Se medía en todo, pero siempre sonreía».

En tanto, Gigli remarcó que «los últimos tiempos« habían sido «difíciles« para varios chicos como Ezequiel, a quien recordó como un joven «bueno« al que «le gustaban los cuentos, pero no leer«, y agregó: «tiraba de su carro y andaba ciruejando«. 

 «Era tan dulce y siempre sonreía. Yo no quiero que lo recuerden asíEstamos en deudaQué crueldad. Él tiraba de su carro, andaba cirujeando. El hambre no espera. El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Cuánto dolor».

La empresa la Empresa Provincial de Energía (EPE) alertó sobre el acto de vandalismo del domingo pasado. (Imagen: captura de pantalla X)

El 11 de enero pasado otro hombre murió también electrocutado cuando aparentemente se encontraba robando cables del tendido eléctrico aéreo de alta tensión de la empresa EPE en la zona sur de Rosario y se produjo una explosión.

El robo de cables de cobre crece en Rosario. Según las estadísticas del Ministerio de Justicia y Seguridad santafesino publicadas esta semana, solo en enero 95 personas fueron detenidas en flagrancia de los cuales, 87 fueron hombres y 8 mujeres.

Cómo ocurrió el incidente

Curaba, quien había cumplido 21 años el 1 de febrero, resultó herido por quemaduras de alto grado cuando el pasado domingo, alrededor de las 20, intentó robar cables de alta tensión.

El chico murió en el hospital de Emergencias-Heca-de Rosario, informaron fuentes policiales, judiciales y sanitarias. Estaba internado en terapia intensiva con asistencia mecánica respiratoria en estado crítico.La víctima había salido de una zanja abierta por donde pasan los cables subterráneos de la Empresa Provincial de Energía (EPE) en Presidente Perón al 6100, de la zona oeste de Rosario, con el cuerpo cubierto por las quemaduras tras una explosióny en estado de shock, según se puede ver en un video capturado por vecinos que presenciaron el episodio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *