Intento de violación y accidente

Intento de violación y accidente

El sabado a la mañana se produjo en le esquina de Boyacá y Juan B justo un intento de violación a una adolescente y una posterior persecución del atacante por parte de vecinos y amigos que termino en un coche violento entre de un taxi que impactò contra una moto. La mujer fue abordada por un sujeto que según varios vecinos trabaja como sereno en el sector de la plaza Roque Sáenz Peña donde se guardan las sillas de la playa del gobierno porteño que funciona en ese espacio verde. Cuando este sujeto abordó a la adolescente y comenzó a manosearla ésta comenzó a gritar desesperadamente. Fue entonces que se acercaron algunos vecinos y amigos, lo que provocó un intento de huida del agresor que salió corriendo hacia el interior de la plaza. Fue allí que estos vecinos abordaron un taxi que venia por la avenida para perseguir al agresor. En el afán por alcanzar al sujeto, el coche dobla a alta velocidad por la calle Boyacá, sin percatarse que venia una moto a la que atropelló con suma violencia. El conductor de la moto voló varios metros y gracias al casco y a un milagro no perdió su vida. El agresor fue interceptado en el interior de la plaza por los jóvenes que habitualmente están tomando y charlando en el sector de la calesita y fue agredido fuertemente. En ese ínterin aparecieron dos móviles policiales alertados por vecinos y detuvieron al agresor que tenia toda la cara ensangrentada. La victima permanecía con una crisis de nervios dentro del taxi siniestrado y señalaba la persona que la manoseo a los gritos. El taxista y varios conocidos de la victima querían agredir al atacante pero fueron disuadidos por la policía que finalmente se llevo al atacante detenido. Rápidamente llego una ambulancia del SAME que llevo al motociclista al hospital Álvarez donde informaron que esta internado pero fuera de peligro. Los padres de la adolescente agredida se hicieron presentes pasadas las 8,30 y se llevaron a su hija luego de recabar teléfonos de personas que se ofrecieron a salir de testigos por todo lo ocurrido. La crónica de este suceso fue contada por testigos directos que no quisieron dar sus nombres y evitamos sacar fotos a la victima en estado de nervios para no exponerla, ya que es una vecina que vive a pocas cuadras de la plaza de Pappo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *