Fábrica Dulce Carola: peligro de vaciamiento

Ante el peligro de vaciamiento y por deudas salariales los trabajadores de la textil Dulce Carola tomaron la empresa para defender la fuente de sustento de 42 familias

Los trabajadores de la textil Dulce Carola (ex – Virtus), ubicada en Bufano 2454 del barrio de Villa Mitre, ante el peligro de vaciamiento de la empresa por sus dueños, han tomado la fábrica para salvaguardar su fuente de trabajo denunciando a su vez, la falta de cumplimiento del pago de deudas salariales que en algunos casos llegan a la suma de $15000. El Adán se hizo presente en la planta industrial que está en perfectas condiciones de higiene y mantenimiento y entrevistamos a Pablo Tello y Miriam Costa, ambos trabajadores del sector de corte, quienes nos contaron en qué situación se encuentra la empresa y porque llegaron a esta determinación de la toma de la planta. A continuación sus testimonios.

“Tomamos esta determinación porque hace dos meses y medio, en el momento que se estaban profundizando los atrasos en los pagos de nuestros salarios, los dueños anteriores, Saúl Hosman y Víctor Rueda, junto a la apoderada Noemí Romero, nos presentaron a dos personas como los compradores de la empresa, los nuevos dueños, que se harían cargo y que recuperarían a la empresa, que se hacían cargo de todas las deudas que tenían con nosotros, con la AFIP, con el sindicato, con las obras sociales, etc, parecían Batman y Robin, nos presentaron un panorama color rosa por donde lo miráramos.
Pero lo que pasó, fue que en los dos meses y medio que estuvieron a cargo, esta gente se dedicó a vender, nada más, vender, vender y vender. Lo único que hacían era vender los productos que fabricábamos y los productos de depósito, así fuimos viendo que los depósitos de productos terminados se estaban quedando sin prendas, pero no compraban materia prima, ni un rollo de tela. Al ver esto, y sin solución a ninguna de nuestras deudas salariales, tomamos la fabrica porque vimos que sus intenciones no eran recuperar la fabrica sino vaciarla”.

¿Desde cuándo tienen problemas salariales?
Desde hace unos cinco años. Del 2011 nos deben noviembre y diciembre, pero hace cinco años que veniamos arrastrando esta situación irregular, falta de pago, promesas incumplidas, acuerdos incumplidos, aguinaldo que te lo pagan con un cheque a 90 días, pero en el último año, la situación se agravó más, no nos pagaban las vacaciones, nos daban vales por semana y se fueron acumulando deudas. Ante el peligro de vaciamiento tomamos la fabrica y estamos ya a principios de este año, tratando de recuperar la producciòn, en principio queríamos que los dueños tuvieron una reacción, pero no pasó nada.
¿Tienen contacto con los dueños?
No tenemos ninguna relación desde el 2013, no vinieron, ni llamaron ni fueron al Ministerio del Trabajo, sí enviaron a cada trabajador una carta documento con un contenido que no es sustentable, porque nos acusan de cometer presuntos delitos, es decir, no acusan de nada concreto, la idea pensamos, es generar miedo. Ellos deberían presentarse a los organismos oficiales como corresponde, sobre todo al Ministerio de Trabajo, donde hay convenios firmados con nosotros que no se están cumpliendo.

Si los dueños aparecen de nuevo, ¿están dispuestos a hacer algún arreglo con ellos?
– Los dueños tienen su derecho legal, y deberían venir y solucionar el conflicto laboral, nosotros no podemos determinar por las nuestras que hacer, nosotros no hacemos nada ilegal. Hicimos primero un quite de colaboración, luego un paro y después esta medida de fuerza de tomar la fábrica, siempre informando al Ministerio de Trabajo.
Estamos cuidando el lugar, como veras, el edificio esta limpio, están todas las instalaciones en buen estado, somos 42 familias que estamos trabajando en forma incipiente.

En el caso de los dueños nuevos, ¿pudieron comprobar si ellos efectivamente compraron las instalaciones o si fue una maniobra de los anteriores propietarios para vaciar la fàbrica?
– Ellos presentaron en el Ministerio de Trabajo la compra de las acciones por un monto “X” firmado por un escribano, no sabemos que validez legal tendrá eso a futuro. Estamos asesorados por el Ministerio de Trabajo y en la parte legal estamos siendo acompañados por el sindicato. Hay tres ramas de textiles que nos apoyan, los que nuclean a los costureros, la Unión de Cortadores y el sindicato de Empleados textiles y afines, los tres nos apoyan. Así que vamos a mantener la toma hasta que se solucionen nuestros reclamos. Si eso no pasa, seguiremos gestionando la fábrica .

Por Ricardo Grimbergt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *