En el barrio La Carbonilla se abrió un merendero para chicos y ancianos

De a poco va cambiando la imagen del barrio La Carbonilla, con fama nunca comprobada más que por los prejuicios de la clase media más ignorante, de que se vendía droga y de allí salía la delincuencia que azotaba los alrededores.  El barrio de va organizando de a poco y solucionando las carencia de esta época brava, uniéndose.

En el mes de octubre, luego de muchas deliberaciones entre los vecinos,  abrió sus puertas el Centro Comunitario “Irene Bellochio” en la Casa 64 del Sector 1 del barrio La Carbonilla, un espacio en donde se desarrollan diversas actividades para las y los vecinos.

Los lunes, martes, miércoles y viernes de 16.30 a 18, funciona un merendero donde más de treinta chicos  y chicas, además de tomar la merienda, reciben apoyo escolar y encuentran un espacio de contención donde realizar además actividades culturales, lúdicas y recreativas.

Una de las actividades que allí se realizan es el Taller de Danzas Africanas con Percusión que la profesora Antonella dicta todos los sábados de 11.30 a 13 para chicos y chicas de 8 años en adelante. Durante el mes de noviembre comenzarán además diversos talleres de oficios para adultos y nuevas propuestas para el barrio.

Gladys Yapura, delegada del Sector 1 del barrio, es quien pone a disposición una parte de su casa para que allí funcione el Centro Comunitario y no celebra abrir un merendero porque significa que algo está mal, quieren proteger de las carencias a los estos chicos y chicas.

Los vecinos necesitan manos y ayuda en alimentos y otras carencias. Quienes deseen participar o colaborar con esta iniciativa, pueden contactarse con el Centro Comunitario “Irene Bellochio” a través de su página Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *