El Llamamiento judío argentino se pronuncio acerca del pedido de la AMIA por el Memorándum

Una importante agrupación de judíos argentinos se pronuncio acerca del pedido de la AMIA de seguir adelante con la querella contra la ex presidenta Cristina Fernandez porque considera «perjudicial para la comunidad en general y afecta en particular» a la AMIA.

El pedido público fue dirigido a la DAIA, con un claro concepto de » reforzar los mecanismos para mantener absoluta independencia de todas las instancias centrales de la comunidad judía de los partidos o grupos políticos”.

Sobre esta importante presentación el nucleamiento Llamamiento Judío Argentino se pronunció con la siguiente carta para que la sociedad argentina considere esta perspectiva:

Teníamos razón

“La carta de la AMIA dirigida a la DAIA donde le pide que desista de la querella en la causa judicial contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y demás acusados por la firma del Memorándum con Irán, confirma lo que el LLAMAMIENTO Argentino Judío viene sosteniendo desde su creación hace ya casi cuatro años.

Decíamos que la DAIA había usurpado una representación única que no se condecía con la realidad de la colectividad argentina judía y que el proceso de derechización de su dirigencia la había llevado a convertirse en un comité del PRO al que habían aportado cuadros dirigentes como Waldo Wolff, Sergio Bergman y Claudio Avruj, entre otros.

También decíamos que sobre el Memorándum de Entendimiento con Irán se podía opinar sobre su validez jurídica y/o su eficacia política pero que no era un tema judiciable y que avanzar por ese camino como punta de lanza, como lo hizo la DAIA al lograr la reapertura de la causa en complicidad con un sector judicial, iba a traer graves consecuencias no solo sobre las personas involucradas sino sobre toda la colectividad argentina judía.

Los términos de la carta de la AMIA están diciendo exactamente lo mismo.

Veamos:

Dice la carta…. “al desistir de esta querella contra la senadora y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, además de reparar un grave error de la gestión anterior, la DAIA empezará a tomar distancia de una causa que está en el centro de la famosa grieta que divide a la mayoría de los argentinos, división que por cierto no nos representa”…. “es imperioso reforzar los mecanismos para mantener absoluta independencia de todas las instancias centrales de la comunidad judía de los partidos o grupos políticos”. Claramente la AMIA le achaca, con otras palabras, lo que nosotros siempre hemos sostenidos: funcionaban como un comité del PRO.

En otro párrafo se lee: “La DAIA debe desistir de impulsar la causa judicial contra Cristina Fernández de Kirchner por el memorándum de entendimiento con Irán. La revisión de esa terrible decisión de política exterior y su reversión histórica corresponden a toda la sociedad argentina y sus representantes” En la frase subrayada hay un claro reconocimiento de que no es en el ámbito judicial donde se debe dirimir una decisión de política exterior que es potestad, según la Constitución Nacional, de la cabeza del Poder Ejecutivo.

“Consideramos que mantener esa querella es perjudicial para la comunidad en general y afecta en particular a la AMIA en su gestión específica”, dice la carta enviada al presidente de la DAIA. Es lo que advertíamos desde un principio. Tardío reconocimiento pero bienvenido.

La carta también hace alusión a su postura con respecto al juicio en ausencia para los acusados iraníes dejando en claro que la AMIA no se ha pronunciado a favor del mismo lo que deja sola a la DAIA en un tema tan sensible para los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA que lo rechazan porque lo caracterizan como una maniobra para cerrar la causa. Una condena a los imputados en una instancia como el juicio en ausencia serviría a los intereses geopolíticos de EE.UU. e Israel en su conflicto con Irán pero para nada en la búsqueda de justicia”.

El pronunciamiento de LLAMAMIENTO Argentino Judío, firmado por  Marcelo Horestein – Secretario y Jorge Elbaum – Presidente, ve esta interna entre la DAIA y la AMIA como una oportunidad para que se instale un debate amplio y participativo en la colectividad argentina judía sobre las causas que llevaron a este enfrentamiento y se saquen las conclusiones pertinentes para que no se aumente el daño que las posturas de la DAIA ha provocado y que se retomen los principios fundacionales antifascistas y democráticos que llevaron a la creación de la DAIA y las mejores tradiciones populares y progresistas que distinguieron a los primeros inmigrantes que adoptaron a la Argentina como su Patria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *