El Garrahan es el primer hospital público en realizar un traslado con oxigenación por membrana extracorpórea

Benjamín, un chico de 14 años, fue diagnosticado con miocardiopatía dilatada, lo que le causó una falla cardíaca y provocó que ingresara en lista de espera en emergencia nacional del Incucai para recibir un trasplante.

El Hospital Garrahan concretó el primer operativo de traslado con oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) realizado por un hospital público pediátrico a un niño de 14 años, que luego recibió con éxito un trasplante de corazón.

 Benjamín, un chico de 14 años, fue diagnosticado hace dos meses con miocardiopatía dilatada, lo que le causó una falla cardíaca y provocó que ingresara en lista de espera en emergencia nacional del Incucai para recibir un trasplante.

«La miocardiopatía es una enfermedad del músculo cardíaco que hace que al corazón le cueste bombear la sangre al resto del cuerpo. Hay descritas cinco formas de miocardiopatías, las más comunes son la restrictiva, la hipertrófica y la dilatada», explicó Patricia Bellani, directora asociada de Atención Pediátrica del centro de salud.

Respecto al procedimiento, agregó: «La oxigenación por membrana extracorpórea lo que hace es bombear la sangre afuera del cuerpo, esta sangre pasa por una membrana que la oxigena y luego vuelve a reingresar al cuerpo, permitiendo que el corazón y los pulmones ‘descansen’ y se curen».

Y señaló que «no trata ni cura las enfermedades» aunque «puede ayudar cuando el cuerpo temporalmente no puede proveer a los tejidos con suficiente oxígeno».

Cómo fue el operativo de traslado

El operativo se inició en el centro asistencial donde estaba internado el adolescente, los terapistas cardiovasculares, técnicos en ECMO, enfermeras, instrumentadoras, cirujano cardiovascular y el chofer trabajaron durante seis horas para poner en condiciones el traslado.

«Es un procedimiento que toma su tiempo debido a su complejidad. Una vez que lograron estabilizar al adolescente con la bomba de circulación extracorpórea colocada, fueron al Hospital Garrahan para continuar con el tratamiento», agregó. Una vez realizado el traslado, Benjamín recibió un corazón, luego de una semana y fue trasplantado con éxito.

Por su parte, el Hospital Garrahan agradeció a «la fuerza solidaria de la donación de órganos y a la tarea de un equipo multidisciplinario de profesionales y técnicos».

«Hoy Benja continúa su recuperación en el hospital junto a su familia y a todo el equipo de salud que lo acompaña. Eso es posible gracias a un sistema de salud público y a un hospital de alta complejidad que brinda acceso, sostiene y cuida a todos los niños, niñas y adolescentes que lo necesitan», agregó el centro pediátrico.

En tanto, Bellani señaló que «es la primera vez que se realiza un traslado en ECMO de un paciente pediátrico por un hospital público» lo que tiene «amplias implicancias» ya que hasta el momento este tipo de traslados sólo podían ser posibles de manera privada.

La especialista apuntó que pacientes con prepaga y determinadas obras sociales podían acceder a este tipo de traslados, y que en pacientes pediátricos con ECMO los traslados sólo se realizaban por empresas o instituciones privadas.

Por último, apuntó que «gracias a un Estado comprometido con la salud pública que considera que el tratamiento de estos pacientes gravemente enfermos debe ser dado con equidad» estos procedimientos pueden llevarse a cabo para que «todos los niños, niñas y adolescentes en nuestro país puedan recibir tratamientos de alta complejidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *