Detectaron cinco casos de dengue autóctono en la Ciudad en las comunas 4 y 11

El Ministerio de Salud porteño informó este miércoles cinco casos de dengue autóctono en la Ciudad de Buenos Aires: tres están confirmados y los otros dos son probables. 

En todos los casos se trata de pacientes sin antecedentes de haber viajado, por lo que se consideran casos autóctonos, los primeros de la temporada.

Los pacientes se encuentran en buen estado de salud. Dos son del mismo domicilio de la comuna 11 (barrios de Villa General Mitre, Villa Devoto, Villa del Parque y Villa Santa Rita) y el restante en la comuna 4 (La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya).

Desde junio se registraron 43 casos de dengue que corresponden a 14 de las 15 comunas de la Ciudad.

En la zona donde se registraron estos casos más recientes «se realizaron acciones de vigilancia y control: rastreos, operativo de prevención, y evaluación de posibles espacios de propagación del mosquito, sin encontrar nuevos.

Qué es el dengue, síntomas y prevencion

El dengue es una enfermedad transmitida por la picadura del mosquito aedes aegypti; aunque la mayoría de las infecciones son asintomáticas o generan manifestaciones leves, en algunos casos puede agravarse e incluso ser letal.

Los síntomas más frecuentes son fiebre (>38.5°C), cansancio, dolores de cabeza y detrás de los ojos, dolor muscular, dolor articular, lesiones en la piel(tipo sarpullido) con importante picazón, diarrea y, aunque menos frecuente, el sangrado por nariz o encías.

«La consulta médica debe realizarse ante la aparición de fiebreen personas que residen en zonas de transmisión activa de virus o con presencia del mosquito Aedes Aegypti, dentro de los 15 días previos al inicio de los síntomas», informaron desde el Hospital de Clínicas en un comunicado y detallaron:

«El virus del dengue puede afectar a cualquier edad y la gravedad puede estar relacionada con las comorbilidades de los pacientes, la re-exposición a otro serotipo del virus y en raras ocasiones con la infección por DEN2″.

“La prevención más importante es eliminar los posibles criaderos de los huevos de mosquitos deben sostenerse durante todo el año”.

Se debe «descacharrizar«, es decir, vaciar todos los elementos que puedan contener agua estancada (como neumáticos viejos, troncos rotos, recipientes sin uso, etc), y para evitar larvas y pupas, que son etapas evolutivas del mosquito: controlar porta-macetas (ej.: colocarles arena), plantas en agua o floreros (cambiar frecuente el agua y cepillar internamente el recipiente), piscinas (colocar peces larvífagos, como madrecita, o sellos con Bacillus thuringiensis)”.

Asimismo, se recomienda minimizar la exposición individual durante las actividades al aire libre, utilizar repelentes tópicos en la piel expuesta y citronella en los niños entre 2 meses y 2 años, aplicada por el adulto con cuidado; en menores de 2 meses solo se puede utilizar tul en la cuna o en el cochecito. También se recomienda usar camisas y pantalones de manga larga y colores claros.

Respecto a la vacunación contra el virus, que actualmente está disponible sólo en el sector privado, Mónica Foccoli, jefa de la División Infectología del Hospital de Clínicas, sostuvo que es «un elemento más de prevención y siempre debe estar asociada a las medidas de prevención y por las características de la vacuna, que contiene virus atenuado, no todas las personas pueden recibirla y requieren de una consulta médica previa”.

Porque hay invasión de mosquitos en la ciudad

Las lluvias diarias y los fuertes vientos, sumado a las altas temperaturas del verano crearon un clima propicio para la invasión de mosquitos en el Área Metropolitana (AMBA).

El mosquito no es el Aedes Aegypti, transmisor de dengue, zika o fiebre chikungunya, y desaparecerán porque no tendrán donde dejar sus huevos.

El biólogo, investigador del Conicet y profesor de la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, Nicolás Schweigmann, dijo a Télam que “el registro de grandes crecimientos en la población del mosquito como el que apareció en el AMBA, el Aedes Albifasciatus es un fenómeno habitual de esta región vinculado a las condiciones meteorológicas».

“La hembra del Aedes Albifasciatus pone huevos en el barro, en el pasto o en el borde de los charcos, y mientras no llueve sigue poniendo huevos en el mismo lugar; entonces cuando después de una sequía viene una lluvia todos esos huevos eclosionan juntos y provocan un súbito e importante aumento de la población de mosquitos”.

“El Aedes Albifasciatus es un mosquito de zonas rurales y no tiene problemas con el frío porque sus huevos resisten hasta diez grados bajo cero. Esta adaptado para picar animales silvestres por lo que cuando pica a las personas es doloroso”. “La invasión va a durar poco tiempo porque no tiene como proliferar en las zonas urbanas porque no tiene los charcos y el barro que necesita para depositar los huevos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *