Cuestionan que la Auditoría porteña controlará un mínimo del presupuesto de la ciudad

Según informaciones periodísticas publicadas en el día de hoy, en la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, la presidencia del organismo votó en contra del plan de auditorías propuesto, traducido quiere decir que no se auditarán obras, gestiones y actos de gobierno en la ciudad, por un valor de 154.994.304.321 pesos, lo que representa el 87 por ciento del total del presupuesto del gobierno porteño del año pasado.

El motivo de la quita del plan de auditorías, consigna el diario Pagina 12,  debe revisarse no en la cantidad de informes sino en la cantidad de dinero que queda fuera de todo control y a quién le fueron adjudicados esos montos.

En realidad, la mayoría de las obras en la ciudad tienen precios bastante imposibles de asegurar que son correctos, por ejemplo, la cuadra de bicisendas vale unos 400 mil pesos, los macetones que se están ubicando en las esquinas de muchos barrios, sin planta ni tierra, cuestan $6000, la remodelación de una plaza puede costar 25 millones de pesos y asi, hay numerosas obras donde los presupuestos carecen de una cierta racionalidad o no tienen control alguno.

Uno de los tres tramos de la obra quizás más importante en la Ciudad, el Paseo del Bajo, el tramo C, lo ejecutarà  IECSA-Fontana Nicastro (en su momento el propietario era Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri). La auditoría sobre el Paseo del Bajo no fue retirada porque ni siquiera fue presentada para auditar y cuando Segura planteó agregarla, la rechazaron en el acto.

La auditoría sobre los montos del presupuesto porteño viene declinando durante el gobierno del PRO, pero en los últimos tiempos se agravó a niveles inéditos.

El plan anual de 2015 auditó el 48,68 por ciento del presupuesto de 2014, según la investigación de Pagina 12 y los sucesivos porcentajes fueron 36,73 para el plan anual de 2016; 25,59 para el 2017; y 13,32 para este año 2018, pero aùn este pequeño  porcentaje está impedido porque los organismos no responden a los pedidos de la Auditoría, cuando requiere información o cuestiona alguna obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *