BUENOS AIRES no tan VERDE

Por Damián Rilo*

En psicología hay una máxima que dice “lo que no se dice se actúa” y el Gobierno del PRO lo hace sin pudor todo el tempo, dice lo que después no va a hacer y hace lo que no dice.

Si existiera una verdadera discusión participativa, no tendría el apoyo que tiene, porque llegó, creció y se mantiene gracias al engaño.

Es bueno que los debates, en este caso sobre la ciudad, no se den con prejuicios ni estigmatizaciones, sino con argumentos, basados en los hechos. En el caso de los gobiernos del PRO defienden lo privado por sobre lo colectivo y la especulación inmobiliaria por sobre la necesidad de los espacios verdes.

En el tema puntual de espacios verdes, la sociedad Macri/Larreta viene prometiendo y anunciando, desde hace muchos años, el incremento de los m2 de espacio verde por habitante en la ciudad,  pero nunca se cumplió con los anuncios. Cuando asumió el PRO, hace 10 años,  había 0,60 metros cuadrados por habitante  y actualmente estamos en 0,59.

La cantidad de M2/H que determina la Organización Mundial de la Salud, es entre 10 y 15m por habitante y los argumentos  son para tener mejor calidad de vida y prevención de la contaminación que tiene directa incidencia en las llamadas  enfermedades no transmisibles, como el cáncer, las cardiovasculares, las respiratorias crónicas, la diabetes y los trastornos mentales y neurológicos

El decrecimiento de los espacios verdes es una decisión política. Cuando Larreta prioriza la construcción de un shopping en espacios verdes muy necesarios (comuna 6 y 12) muestra que el bienestar común no le importa.

¿Cómo explica el PRO que desde el 2007 se hayan privatizado más de 200 hectáreas de espacios públicos de los cuales una gran mayoría podrían haberse destinado a espacios verdes?

Algunos ejemplos: los terrenos de Tiro Federal que se destinaron a un negocio privado con la construcción de torres y parte de las  20 hectáreas del Parque de la Ciudad donde se construyó la Villa Olímpica, 6 hectáreas,  que se destinaron a la especulación inmobiliaria.

Con el PRO hay una marcada ausencia de planeamiento equitativo de la ciudad: las diferencias de M2 de espacio verdes por comuna y la diferencia de inversión en los espacio verdes existentes según que comuna sea es muy grande, se destinan 80 millones a espacios verdes de Palermo y solo 752 mil pesos a la comuna 8, donde están Villa Soldati y Villa Lugano.

Sería muy largo enumerar en detalle todas las deficiencias, en esta materia, del PRO en la ciudad, pero tenemos que ir más allá del tema puntual y exigir lo por constitución nos corresponde a todos los vecinos: que se concrete plenamente la descentralización del gobierno con activa participación de los vecinxs  en las comunas y así nos vamos  a acercar mucho más a la ciudad que queremos y no a lo que les conviene a unos pocos.

* Referente del partido Solidaridad + Igualdad. https://www.facebook.com/damian.rilo/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *