Arbolado urbano: un gran negocio de empresas privadas: solo les importa el lucro

Por Mariana González

Todos los días estamos observando en nuestros barrios de la comuna 11, extracciones de árboles sanos y centenarios sin ninguna justificación, salvo los pocos casos donde el ejemplar está en mal estado. También se extraen porque sus raíces rompen las veredas, pero, según la Ley de Arbolado Urbano, deberían cortar las raíces y acondicionar la vereda, antes de sacar el árbol. Todos sabemos que no existe mantenimiento de ningún tipo en el arbolado de la ciudad.

El presupuesto

El gobierno de Larreta otorga un presupuesto bianual para las intervenciones del arbolado para cada comuna de entre 400 y 600 millones de pesos, los cuales se destinan a realizar podas invernales, podas de reducción, podas verdes o puntuales, más un numero preestablecido de extracciones, podas de raíces y plantaciones nuevas.

Los árboles que se extraen son en su mayoría árboles adultos sin considerar el aporte de esos árboles al bien común y a la salud pública. Quienes respaldan la extracción, ignoran que el follaje de cada árbol añoso que se quita del bosque urbano es irreparable e irremplazable y su carencia afecta la salud pública, el ambiente y modifica negativamente la identidad barrial y cultural, ya que son parte esencial del entorno social.

Al extraerse ejemplares de gran porte, la pérdida de canopia o volumen de follaje por cada ejemplar quitado es enorme. Por lo tanto, las plantaciones nuevas de árboles de pequeño porte, de los cuales más de la mitad muere por falta de cuidado, incrementa el déficit de follaje y la pérdida de sus beneficios ambientales. Los barrios de la Comuna 11 según el gobierno de la ciudad, tienen cobertura arbórea “deficiente”.

La ley 3263, Ley de Arbolado Público Urbano indica claramente en su artículo 13: “Poda: la Autoridad de Aplicación podrá efectuar estas tareas en ramas y/o raíces cuando sea necesario: 1) Garantizar la seguridad de personas y/o bienes. 2) Mantener y conservar el arbolado público”.

Este criterio no es cumplido por ninguna comuna que se adaptan a lo que requieren las empresas privadas que realizan los servicios pensando solo en el lucro.

Los parámetros que acepta el gobierno de la ciudad para el cuidado del arbolado están muy lejanos de los que recomiendan los organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud y en el caso de los metros cuadrados de espacios verdes necesarios para la salud pública, los parámetros son peores aun.

La ciudad tiene un promedio de seis metros cuadrado de espacios verdes por habitante (en algunos barrios llega solo a 3 metros) mientras que la OMS, recomienda un mínimo de 14 metros cuadrados por habitante.

Fuentes: Informe de Cobertura Vegetal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

http://cdn2.buenosaires.gob.ar/desarrollourbano/informe_cobertura_vegetal_12_11.pdf

(3)Ley 3263 de Arbolado Público Urbano http://www2.cedom.gob.ar/es/legislacion/normas/leyes/ley3263.ht

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *